España

Pablo Casado baja la presión: «Esta moción no me importa nada»

Pablo Casado baja la presión: «Esta moción no me importa nada»

El PP sigue sin confirmar si votará «no» o finalmente se abstendrá

Pablo Casado aseguró ayer que el Comité de Dirección del PP no había tratado el asunto de la moción de censura de Vox, que empieza a debatirse mañana en el Pleno del Congreso de los Diputados. Génova pretendía que el protagonismo exclusivo lo tuviera su propuesta para reformar el Consejo General del Poder Judicial, y no quería que otro titular lo tapara. La realidad es que el líder del PP lleva semanas preguntando a los suyos su opinión sobre la posición que debe adoptar el Grupo Popular ante la moción de censura de Vox. Como suele hacer siempre ante un asunto importante, Casado pregunta a todos, escucha, toma nota y luego decide. Fuentes próximas al líder del PP señalaron que, previsiblemente, no desvelará su posición final hasta el último momento, quizás hasta el miércoles por la tarde o el mismo jueves por la mañana.

Lo que tiene decidido el PP desde el minuto cero es que no apoyará la iniciativa de Vox. Entre otras cuestiones porque está condenada al fracaso de antemano, y porque además votar «sí» significaría apoyar la candidatura de Santiago Abascal a la Presidencia del Gobierno. Y el PP no se va a prestar a ese «juego».

Casado es consciente de que las miradas de muchos votantes de centro-derecha se dirigirán a su partido estos días. Tendrá que explicar muy bien su posición, y en Génova lo saben. Ayer, el presidente del PP quiso quitarse presión: «Es un tema que a mi no me importa nada y en el que no voy a gastar ni un solo minuto», soltó en cuanto se le preguntó por ese asunto en rueda de prensa. Habló de la iniciativa con cierto desprecio, porque no va a ningún lado. En todo caso, como la censura no tiene ninguna opción de ganar, Sánchez, el supuesto censurado, saldrá reforzado. Esa es la teoría que mantienen en el PP, y será el principal reproche que Casado lanzará a Abascal desde la tribuna del Congreso.

Frente a la estrategia de Vox, que considera errónea, el líder del PP subrayó que su partido está «por la España real y no en cuestiones que no importan a nadie, no valen para nada y están condenadas al fracaso».

Casado no quiso aclarar si el PP finalmente votará «no» o se abstendrá, aunque la portavoz parlamentaria ya señaló en la entrevista en ABC que «da lo mismo» una cosa que otra, porque no saldrá adelante la iniciativa. En el PP recuerdan, eso sí, que el PSOE se abstuvo en la moción de censura que Iglesias presentó a Rajoy en 2017.

El presidente del PP se refirió a la siempre espinosa cuestión de la disciplina de voto, ante la posibilidad de que algún diputado díscolo vote según su parecer. Casado recordó que ese tema está perfectamente reglado en los estatutos del partido y solo cabe en cuestiones de conciencia.

Ver los comentarios