España

Okupas de Carabanchel piden agua corriente tras el cierre de las fuentes públicas por el Covid-19

Okupas de Carabanchel piden agua corriente tras el cierre de las fuentes públicas por el Covid-19

Los vecinos del barrio abastecen ahora al edificio okupado desde hace años, propiedad de un fondo buitre

El Covid-19 ha provocado que varias familias de okupas en un edificio de Carabanchel se queden sin agua. Residen desde hace años en esas viviendas y, hasta hace poco, se abastecían en fuentes cercanas, pero han sido clausuradas por la pandemia. Ahora, piden ayuda.

Según ha adelantado Telemadrid, son los vecinos de Carabanchel Alto los que llevan agua a estas viviendas okupadas. Ellos también reclaman que se solucione el problema para que dispongan de agua corriente.

Lo cierto es que okupas y vecinos mantienen una relación cordial. «Nosotros no somos conflictivos», asegura Javier en declaraciones a la cadena autonómica. Él, su pareja y otras cinco familias okuparon hace cuatro años el bloque, propiedad del fondo buitre Blackstone, culpable de cortar la conexión del edificio con el Canal de Isabel II.

El «suplicio» de vivir sin agua

El «suplicio», en palabras de los okupas, de vivir sin agua corriente se ha agravado con la pandemia. Antes acudían a los parques cercanos a llenar garrafas en las fuentes, pero tras el decreto del estado de alarma se cerró el grifo. «Todos los días tenemos que lavarnos, tirar de la cadena...», cuenta Javier, que utiliza una ducha de camping. Solo cada vez que acude al servicio gasta 5 litros de agua.

Al margen de la falta de agua corriente, aprovechan para sacar a la luz el problema anterior. «Estamos intentando con varios colectivos y plataformas que se haga visible este problema de la vivienda, ya no es simplemente okupación, es derechos humanos y necesitamos un alquiler social», declara Javier.

Algunos de estos okupas tienen nóminas de alrededor de 1.000 euros, pero no es suficiente para acceder a un piso. Además, como están ocupando una vivienda de forma ilegal, no pueden acceder a viviendas sociales, informa Telemadrid.