España

OHL vende su parte en el nuevo hospital de Toledo por 76 millones de euros

OHL vende su parte en el nuevo hospital de Toledo por 76 millones de euros

Generará a la empresa unas plusvalías de entre 45 y 50 millones de euros

OHL ha suscrito con un fondo gestionado por DIF Capital Partners un contrato de compraventa de acciones y cesión de créditos sobre su partición en el Nuevo Hospital de Toledo, una operación que asciende a 76,13 millones pero que se incrementará con los intereses calculados hasta su cierre. La noticia se ha conocido este martes, ocho días después de que los Reyes inauguraran el edificio, al que ya están siendo trasladados los primeros servicios desde el hospital Virgen de la Salud.

La venta generará para OHL unas plusvalías de entre 45 y 50 millones de euros, según ha informado la propia compañía controlada por la familia mexicana Amodio. En concreto, la transacción acordada con DIF abarca el 33,34% del capital social del Nuevo Hospital de Toledo y el 100% del capital social de la sociedad Mantohledo, que participa con un 33,33% en la UTE operadora de dicha concesión, tal y como ha indicado el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El cierre y liquidación de la operación están sujetos a la obtención de autorizaciones y cumplimiento de condiciones habituales en este tipo de operaciones.

La UTE incial

En enero de 2015, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) adjudicó las obras del nuevo Hospital de Toledo, situado a la Unión Temporal de Empresas ( UTE) formada por OHL, Acciona y ACS-Dragados por 1.855 millones de euros, 92 menos que la cantidad fijada en los pliegos de licitación.

En virtud del contrato, cuya concesión se extendía por 30 años, las empresas adjudicatarias se encargarían de terminar el edificio y de dotarlo del mobiliario clínico y no clínico, así como de la construcción de una subestación eléctrica, el cableado informático y electrónico de red, los sistemas de información y el traslado y control de la obra. La concesión establecía también que las adjudicatarias debían encargarse del mantenimiento, reparación y renovación de las instalaciones durante la vigencia del contrato, momento a partir del cual el hospital revertirá a la Junta de Castilla-La Mancha.

Ver los comentarios