España

Moncloa desprecia a Arrimadas y comunica a Ciudadanos que Sánchez no le atenderá hoy

Moncloa desprecia a Arrimadas y comunica a Ciudadanos que Sánchez no le atenderá hoy

La portavoz liberal había prometido esta tarde que llamaría personalmente al presidente en funciones para pedirle que fije ya una reunión con ella

Más de una semana después, Inés Arrimadas sigue en espera. El lunes día 2, la víspera de la constitución de las Cortes, la portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Congreso envió a Pedro Sánchez una carta solicitándole una reunión para hablar sobre la investidura. Su petición inicial era la de un encuentro a tres que incluyese al líder del PP, Pablo Casado, pero ni socialistas ni populares se encontraban cómodos con ese formato.

Por ello, Arrimadas aceptó verse a solas con Sánchez, pero el presidente en funciones todavía no ha encontrado un hueco en su agenda para ver a la presumiblemente futura líder de Cs. Tampoco ha podido atenderla hoy, ni tan siquiera por teléfono.

El gabinete de Arrimadas se ha puesto en contacto con el de Sánchez con la idea de fijar una hora para que la portavoz de Cs en el Congreso llamase al presidente en funciones. La respuesta, sin embargo, ha sido la de emplazar a una llamada en los próximos días, de nuevo, sin determinar una fecha. El gabinete de Sánchez, según fuentes de Cs, les ha trasladado que el jefe del Ejecutivo no podía ponerse hoy al teléfono.

Es la segunda vez que en Cs obtienen esta respuesta. Primero, Sánchez aceptó reunirse con Arrimadas sin concretar una fecha, y ahora repite estrategia con una simple llamada telefónica. Arrimadas, que se ha estrenado hoy en las consultas con el Rey, le ha prometido que hará todo lo que esté en su mano para que el jefe del Ejecutivo «rectifique» y busque un acuerdo con el PP, Cs y Navarra Suma.

Esa vía, la de los «221 escaños», es la que defiende la jerezana, que hoy tras ver al Monarca ha admitido que su partido ve con «pavor» la entrada de Podemos en un ejecutivo que estará condicionado desde el primer día, si prospera, por los independentistas.