España

Meute: «El público más honesto es el que hay en los conciertos callejeros»

Meute: «El público más honesto es el que hay en los conciertos callejeros»

La banda que combina el techno con el sonido «brass-band»actúa hoy en La Riviera

En 2016, un vídeo de una actuación suya en plena calle se viralizó y desató la «Meute-manía», un fenómeno que ha contagiado a toda Europa y que ha permitido que esta «Techno Marching Band» de Hamburgo grabe dos álbumes (tres, si contamos uno en directo) y los presente en vivo por todo el continente con un tremendo éxito de taquilla. «Todo empezó como un experimento callejero para ver qué ocurría si combinábamos diferentes estilos de música delante de la gente. La idea de presentarlo por todo el mundo dando conciertos en grandes salas era como un sueño al principio, pero se ha convertido en realidad», explica el trompetista Thomas Burhorn.

La fórmula de esta nutrida formación alemana (son nada menos que once músicos sobre el escenario) se basa en la fusión de sonidos techno con las melodías características de una «brass band», desvinculando así la música electrónica de los platos del DJ, y actualizando el concepto de las orquestas de marcha a través del empleo de instrumentos de percusión y viento-metal, y por supuesto prescindiendo de ordenadores. Pero en sus conciertos hay un ingrediente más que los hace especialmente sugerentes: la espontaneidad y la frescura que sólo se aprende en la calle. «Los conciertos callejeros no mienten», asegura Burhorn. «Si no lo haces bien, la gente se larga. Por eso pensamos que el público más honesto siempre es el que hay en las actuaciones en la calle».

Versiones de grandes hits

Tras su triunfal paso por nuestro país el pasado mes de marzo, con entradas agotadas en todos sus conciertos, Meute regresa en su mejor momento para tocar los temas de su segundo trabajo, «Puls». «En esencia seguimos siendo lo mismo que en el primer disco, una orquesta de marcha que toca música techno», explica Burhorn. «Pero ahora, además de versiones de hits como “You and me”, de Disclosure, o “Slip”, de Deadmau5, también tenemos tres canciones propias. Es una evolución importante, porque han sido las primeras composiciones que hemos hecho basándonos en nuestra propia inspiración, sin tener la guía de un original», añade.

Para escoger los temas que van a versionar, Meute se basan «en el instinto más visceral», dice Burhorn. «Muchas veces son simplemente nuestras canciones favoritas o las que han marcado nuestra vida de alguna manera. Nunca es una decisión racional. Es más como una sensación, un impulso irrefrenable por llevar a nuestro terreno la música que amamos». Este espíritu libertario, que permite que composiciones diseñadas para un género suenen increíblemente bien desde el enfoque de otro completamente distinto, tiene mucho que ver con el ambiente musical de su ciudad Hamburgo, que definen como «muy colorista y vivaz» y que lleva décadas atrayendo a artistas de todo el continente, como ya sucediera con los Beatles en sus primeros tiempos, antes de hacerse famosos. «En Hamburgo hay un puerto marítimo muy importante, y eso es clave en todo esto», opina Burhorn: «Además de ser un evidente espacio de intercambio cultural, el puerto tiene justo al lado un enorme distrito rojo, con muchos clubes, teatros y salones de variedades. También hay mucho teatro callejero en la ciudad. Es un buen lugar para el arte y la cultura».

Gran parte del atractivo de Meute reside en ese respeto por lo tradicional y lo analógico, pero no hay que equivocarse: esta orquesta alemana es tan fan de la música electrónica como de cualquier otra. «Aunque intentemos llevar estas canciones a otra dimensión, creemos que la electrónica tiene su vida propia, que es excitante y emocionante», asegura Borhorn, que se toma su tiempo cuando se le pregunta si les apetecería realizar algún experimento con la música española. «Quizá estaría bien hacerle un homenaje, como el que hicieron Miles Davis y Gil Evans en “Sketches of Spain”».