España

Metro de Madrid, el ferrocarril pionero que cambió el destino de la capital

Metro de Madrid, el ferrocarril pionero que cambió el destino de la capital

Una exposición recuerda los orígenes del suburbano, que transformó la ciudad desde su inauguración en 1919

Hace un siglo, poder recorrer las profundidades de Madrid a través de una red de ferrocarril subterránea marcó un antes y un después. En otras palabras, la ciudad se convertiría en metrópoli o, al menos, eso es lo que traslada la exposición «La Huella de Metro» en el Museo ABC.

Esta muestra, que se puede disfrutar hasta el 8 de diciembre, es un viaje al pasado, a través de una selección de dibujos, vídeos, maquetas y fotografías del Archivo ABC, para recordar los primeros pasos de Metro de Madrid y lo que ello supuso para el desarrollo de la capital.

Ya dijo José María Otamendi, uno de los fundadores de la compañía, que Madrid se iba a convertir en «La Ciudad del Metropolitano». Y no se quedó corto. Hoy, el suburbano transporta a diario a más de 2,3 millones de personas, y las doce líneas y un ramal que forman la red suman 294 kilómetros de vías.

Por eso, la exposición es una oportunidad para regresar a los orígenes del Metro. Para rememorar la inauguración de su primera línea, el 17 de octubre de 1919, un tramo de 3,5 kilómetros de longitud que unía las estaciones de Sol y Cuatro Caminos. También para recordar la figura olvidada de Antonio Palacios, «el arquitecto de Metro».

Pero, sobre todo, para reconocer que Madrid ha crecido por y junto al suburbano, un invento pionero que permitió a la urbe modernizarse y expandirse en todas direcciones.