España

Más de 15.000 trabajadores han huido de Aragón desde que empezó la crisis del Covid

Más de 15.000 trabajadores han huido de Aragón desde que empezó la crisis del Covid

La alarmante destrucción de empleo desencadena otra sangría demográfica y el envejecimiento de Aragón

Más de 15.000 trabajadores de entre 25 y 45 años han huido de Aragón desde que empezó la crisis del coronavirus. Con su economía asfixiada por la pandemia, la región se ha convertido otra vez en tierra de emigrantes. El éxodo lo están protagonizando, además, los españoles. Los extranjeros que se afincaron en Aragón años atrás han optado, de momento, por quedarse.

No han dado frutos las medidas anticrisis anunciadas meses atrás por el Gobierno de Aragón PSOE-Podemos-Chunta-PAR en alianza con el PP, Cs, organizaciones empresariales y sindicatos. Lejos de haberse compensado o frenado la crisis, la realidad es que la pandemia ha desencadenado otra sangría demográfica en esta región, por la alarmante destrucción de empleo.

Así lo confirma la última Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (EPA). En ella se dibuja el panorama laboral del tercer trimestre del año, hasta el 30 de septiembre. Según esta EPA, desde que empezó la pandemia se ha desplomado la población activa, los habitantes afincados en la región en edad y condiciones de trabajar.

Se agrava el envejecimiento

La sangría demográfica se está produciendo en las franjas de edad jóvenes. Los que se están yendo son los trabajadores de entre 25 y 45 años, lo que multiplica el efecto poblacional y agrava el grave problema del envejecimiento que arrastra esta región. Y es que los que se están yendo son quienes tienen familias con hijos o están en edad de procrear.

En lo que va de año, Aragón ha perdido 5.900 activos de entre 25 y 34 años, y otros 9.800 de entre 35 y 44 años de edad. Por su parte, la población activa de más de 45 años se mantiene prácticamente igual que a principios de año, mientras que crece levemente la de jóvenes menores de 25 años, los que se incorporan por primera vez a la población laboral, ya sea como ocupados o como parados.

Entre los más de 15.000 trabajadores que se han marchado de Aragón y los jóvenes que se han incorporado al mercado laboral, la población activa de la región arroja un saldo neto de -12.600 activos. Es decir, 12.600 habitantes perdidos en lo que va de año, en apenas siete meses de crisis del Covid.

Españoles que se van de Aragón

Atrás han quedado los años en los que Aragón atraía emigrantes por el dinamismo de su economía y las oportunidades laborales que ofrecía. Ahora, Aragón no solo es tierra de emigrantes sino que, además, los que se van son los españoles: todos los activos que ha perdido la región en lo que va de año eran de nacionalidad española, según desvela la última EPA.

Es decir, los que se están yendo son aragoneses que optan por irse a otros puntos de España o del mundo en busca de mejores oportunidades, o españoles de otras regiones que su día se afincaron en Aragón atraídos por su economía y que ahora dejan la región, ante el desplome que está sufriendo.

Las cifras oficiales que ha desvelado la Encuesta de Población Activa evidencian la crítica situación económica en la que está sumida esta Comunidad autónoma: éxodo demográfico que acentúa el envejecimiento de Aragón, listas del paro cada vez más largas y 27.900 empleos menos que hace un año, y eso sin contar los miles de aragoneses que están en el limbo laboral al estar incluidos en ERTE que amenazan con ser la antesala del despido.

Ver los comentarios