España

Marlaska: «Ni yo ni nadie solicitó al señor Pérez de los Cobos ni el informe ni acceder a su contenido»

Marlaska: «Ni yo ni nadie solicitó al señor Pérez de los Cobos ni el informe ni acceder a su contenido»

El ministro niega el episodio que revelaría su intento de injerencia en las investigaciones judiciales sobre el 8M

«Ni yo ni nadie del Ministerio ni de la Dirección General de la Guardia Civil ha interesado ni interesó del señor Pérez de los Cobos ni el informe ni el contenido del informes sobre el que ha hecho la pregunta». Varios intentos después por parte del PP y del PSOE, esa ha sido la contestación de Fernando Grande-Marlaska al ser interrogado acerca de si pidió al coronel Diego Pérez de los Cobos, jefe de la Comandancia de la Benemérita de Madrid, un informe bajo reserva encargado por la juez que investiga la relación entre las manifestaciones del 8M y la expansión del coronavirus en la capital.

Esta respuesta del titular del Interior ha llegado tras cinco horas y media de reunión en la comisión del área en el Senado, en la que el portavoz del PP, Fernando Martínez Maíllo, le ha hecho notar que el silencio respecto a esa cuestión es el que está apuntalando la idea de que Marlaska intentó injerir «en una actuacion judicial que no le corresponde» por lo que, a juicio de los populares debería abandonar el cago.

Mailló ha llevado al ministro al límite, recordándole que el artículo 464 del Código Penal tipifica la «obstruccion a la justicia», al tiempo que ha subrayado que cualquier contestación sobre si mandó llamar o no a Pérez de los Cobos le pondrá en un aprieto. «Si dice que no, probablemente estaría mintiendo y ahí una responsabilidad política, si dice que sí, aparte de la política habría una responsabilidad penal», ha indicado.

El momento más interesante de la sesión se ha producido después de que Fernando Grande-Marlaska volviera a rechazar hoy a quienes definen los cambios que está realizando en la cupula de la Guardia Civil como «defenestraciones y purgas» cuando -ha dicho- «es simplemente formar equipos». En esa Comisión de Interior en el Senado, la primera a la que asiste desde que empezó la legislatura, el ministro ha tenido que enfrentarse a menos reproches por el cisma en la Benemérita de los esperados dado el clima de convulsión de los últimos días.

Ciudadanos y Vox le han reprendido, pero el titular de Interior sólo ha sido interrogado al respecto por el PP. Martínez Maíllo, ha terminado acusando a Marlaska de «haber manchado el uniforme de la Guardia Civil prácticamente al mismo nivel que Roldán». Se refería a quien fue uno de los directores del Cuerpo bajo mandato de Felipe González, que se fugó de España en 1994 y posteriormente fue condenado a 31 años de cárcel por malversación, cohecho, fraude fiscal y estafa.

El ministro del Interior ha reaccionado airado a la intervención del representante de los populares, ironizando con el interés que están demostrando «por los guardias civiles de los que se preocupan tanto» y recordando que el último Gobierno del PP alojó a los agentes que fueron a trabajar a Cataluña durante el 1-O en «el piolín», el barco decorado con dibujos animados que se atracó en Barcelona. Más allá, el ministro no se ha movido un milímetro de las explicaciones que ha venido dando en relación a los relevos en la Benemérita, de modo que ha defendido que «redefine» equipos haciendo uso de la libre designación, como hacen todos los políticos.

En una sesión que ha continuado más allá de las cinco horas sin que se haya avanzado demasiado en el conocimiento de las circunstancias que esta semana han sacudido la cúpula de la Guardia Civil, cabe destacar la intervención del portavoz del Grupo Parlamentario Nacionalista, Josep Lluís Cleeries, que ha preguntado a Marlaska por qué no prescindió antes del coronel Diego Pérez de los Cobos, destituido el lunes, por las agresiones a catalanes el 1-O.