España

Los sindicatos de EMT recrudecen la huelga con nuevos paros totales

Los sindicatos de EMT recrudecen la huelga con nuevos paros totales

Los trabajadores convocan hoy una manifestación durante el último día de la Cumbre del Clima

El 24 de octubre, trabajadores de la Empresa Municipal de Transporte (EMT) se concentraron frente al Ayuntamiento de Madrid contra el «recorte de servicio» y por un «transporte público de calidad». Fue la primera protesta a la que tuvo que hacer frente José Luis Martínez-Almeida por parte de los conductores de autobuses urbanos, tan solo cuatro meses después de hacerse con el bastón de mando. Pero no sería la última. A partir de ese día, los sindicatos convocaron paros parciales en el servicio y dos jornadas de huelga de 24 horas. La primera, se produjo el 3 de diciembre; la segunda tiene lugar hoy, coincidiendo con el último día de la Cumbre del Clima y tras dos jornadas consecutivas de paros de dos horas.

Los trabajadores, que ya han rechazado seguir convocando huelgas durante Navidad, piden al alcalde y al concejal de Movilidad, Borja Carabante, un calendario de contratación. Almeida aseguró ya en varias ocasiones que el próximo año el Ayuntamiento contratará a 253 nuevos trabajadores, además, de los otros 90 que ya están en formación. También mantendrá los siete días libres al año establecidos por Manuela Carmena y la subida de sueldo de un 2,75 por ciento fijada en el convenio colectivo. Pero para los sindicatos esto no es suficiente: lo quieren por escrito, pero la calendarización de las contrataciones, como en cualquier otra empresa, depende de la dirección, cargo que en la EMT ostenta Alfonso Sánchez Vicente.

«Es un gesto de confianza por nuestra parte, que esperamos que aprovechen», explica José Ignacio González, miembro del Comité de Empresa ysecretario de Comisiones Obreras, sobre la negativa de los sindicatos a convocar nuevas movilizaciones durante el periodo navideño. «Esperamos que, ya que no hay convocatorias, la llamada para sentarnos en la misma mesa y escuchar nuestras reividicaciones se produzca cuanto antes», dice González: «Si no, ya veremos lo que haremos tras Navidad». Encaran la jornada con «optimismo gracias a la unidad que hay entre todos los empleados».

Los trabajadores de la EMT –cerca de 10.000– hablan de la necesidad de aumentar el personal para poder dar un servicio de calidad a los ciudadanos teniendo en cuenta las jubilaciones que se producirán el próximo año. «Contamos con 187 jubilaciones parciales y posiblemente el número aumente debido a las bajas vegetativas o a las jubilaciones anticipadas», explica el miembro del Comité de Empresa. «A eso hay que sumarle que el Consorcio Regional de Transportes ha implementado los kilómetros que realizaremos en 2020 en dos millones, debido a las nuevas líneas de creación o al refuerzo que va a haber en otras, como por ejemplo, en el servicio especial durante el cierre de la línea 4 de Metro, en el que se necesitarán a 110 trabajadores». Para los sindicatos, si no se contrata a más gente, los refuerzos saldrán de otras líneas de autobuses que se verán «perjudicadas» y del aumento de la frecuencia de paso de los vehículos.

Hoy, a las 10.30, al igual que hicieron hace diez días, los trabajadores se concentrarán frente al Consistorio para reivindicar la calidad del servicio que, según ellos, «se ha visto deteriorado». «Hay muchos autobuses que se quedan en el centro de trabajo y que por falta del personal no salen a cumplir con el servicio deseado por los trabajadores y los usuarios», cuenta González. Por la tarde, a las 18, partirán en una marcha que esperan masiva –«con asistencia de entre 10.000 y 12.000 personas», dicen desde Comisiones Obreras, aunque en la comunicación oficial hablan de 8.000– desde Plaza de España hasta Cibeles, pasando por Gran Vía y la calle de Alcalá bajo el lema «Por un transporte público, eficiente y limpio con el medio ambiente». El Ayuntamiento ha fijado unos servicios mínimos del 50% en toda la red y del 30% en el servicio de Grúa Municipal.