España

Los Reyes descubren el futuro en Corea mientras en España se desentierra a Franco

Los Reyes descubren el futuro en Corea mientras en España se desentierra a Franco

Don Felipe, a la colonia española: «Seguís llevando en el corazón el amor a España»

A la misma hora en la que se empezaban a exhumar los restos de Francisco Franco en España, los Reyes han conocido de primera mano en Corea la tecnología más vanguardista. Don Felipe y Doña Letizia han visitado este jueves el mayor centro de I+D de este país asiático, el LG Science Park, un complejo equivalente a 24 campos de fútbol en el que más de 22.000 ingenieros, científicos y desarrolladores diseñan el futuro. Su objetivo es trabajar en los avances tecnológicos que permiten aplicar la inteligencia artificial a entornos domésticos y a ciudades.

Los Reyes han asistido a una reunión informativa con los responsables de esta empresa que surgió en 1947 como una química que producía productos cosméticos pero que fue evolucionando, en 1959 fabricó sus primeras radios y ahora se prepara para afrontar la cuarta revolución industrial con productos y servicios impensables hace unos pocos años.

Durante su recorrido por el centro, los Reyes se subieron en un espectacular coche autónomo de color blanco, denominado Clover, pero no se les pudo fotografiar ni grabar en él porque el vehículo todavía no ha sido presentado al mercado. También contemplaron robots asistentes para entornos profesionales, para hoteles y para el hogar, neveras que hacen la compra y televisiones enrollables, entre otros sorprendentes inventos.

Después de visitar este centro de investigación, los Reyes se trasladaron al Hotel Four Seasons, donde recibieron a unos 25 hispanistas coreanos, en un país en el que hay un gran interés por el español y la cultura hispana. Y, antes de emprender regreso a Madrid, ofrecieron una recepción a la colonia española, muy reducida en este lejano país asiático, pues no llegan al millar los residentes.

«Me consta que todos lleváis con vosotros el amor a vuestra tierra, a España, a la que tenéis siempre presente», les dijo el Rey. Don Felipe afirmó que tanto él como la Reina son conscientes de «lo difícil que en muchas ocasiones es sobrellevar la distancia, el desarraigo y la lejanía de los seres queridos, aunque las comunicaciones modernas hayan paliado este problema». Además, les transmitió «el mensaje de cariño que os traemos de España».

El Rey animó a los españoles residentes en Corea a «dar lo mejor de vosotros» y les transmitió su admiración y respeto porque «viviendo tan lejos de nuestro país, seguís llevando en el corazón el amor a España».

Este ha sido el último acto programado en la visita de Estado de dos días de duración que los Reyes han realizado a Corea del Sur. Tras la recepción, los Reyes tenían previsto trasladarse al aeropuerto de Seúl y emprender regreso a España.