España

Los rectores de las universidades públicas de Cataluña instan a los profesores a no poner exámenes ni prácticas

Los rectores de las universidades públicas de Cataluña instan a los profesores a no poner exámenes ni prácticas

Los rectores de las principales universidades públicas catalanas han enviado correos electrónicos a sus profesores instándoles a que durante esta semana suspendan las actividades académicas evaluables como exámenes, prácticas, seminarios y otras tareas de carácter obligatorio para "garantizar el libre ejercicio del derecho de protesta" en las movilizaciones estudiantiles convocadas para este miércoles, jueves y viernes contra la sentencia del Tribunal Supremo.

Las cartas comparten una estructura común, aunque tienen matices. Las de las universidades de Lérida, Pompeu Fabra y Rovira i Virgili se limitan a hacer una recomendación, mientras que la Politècnica de Catalunya y la Universidad de Gerona directamente piden al profesorado que se abstenga de realizar actividades. La Universidad de Barcelona añade una demanda a los convocantes de la huelga: que garanticen el derecho a la educación para los que quieran ir a clase.

Los correos electrónicos han llegado a través de varias denuncias al colectivo de profesores Universitaris per la Convivència, constituido para defender la neutralidad política de las universidades catalanas. Los campus públicos catalanes se posicionaron políticamente durante el 1-O y se han vuelto a posicionar ahora: este lunes, estas universidades -junto a la Autònoma de Barcelona y la UOC- firmaron un comunicado en el que evidencian su oposición a la sentencia del Alto Tribunal.

En el comunicado muestran su "indignación" por la "excepcional situación que se vive en Cataluña" y su "preocupación" por las "circunstancias personales" de los condenados. Recuerdan que algunos de ellos están o han estado vinculados a sus campus y les brindan su "solidaridad". El rector de la Universidad de Gerona, Joaquim Salvi, llega a expresar en su cuenta oficial de Twitter "su inquietud" por una resolución que considera "injusta".

La escuela catalana, por su parte, también ha dejado claro su rechazo a la sentencia después de que la Asamblea Nacional Catalana (ANC) llamara a los maestros a "hacer sentir su voz de denuncia en las aulas".

Comunicado difundido por la Fundación Escuela Cristiana de Cataluña.

Esa voz se ha notado especialmente en los centros religiosos. Por ejemplo, la Escola Pia de Catalunya, de los escolapios, afirma en un comunicado que el fallo "es un grave atentado a los principios democráticos de nuestra sociedad y una gran violación de derechos humanos". Sostiene que los hechos condenados "no pueden ser considerados delictivos" y denuncia "vulneraciones de las garantías procesales".

Los jesuitas, mientras tanto, albergan en su web una nota de la Fundación Escola Cristiana de Catalunya -agrupa a 434 colegios- que cita al Papa Juan XXIII para decir que "no es precisamente condenando como hay que atender a las necesidades de nuestro tiempo" y advierte de que "la privación de libertad hará muy difícil cerrar heridas".

El colegio Cor de Maria de Sant Celoni (Barcelona) ha enviado a los padres un correo para informarles de que se adhiere a un manifiesto a favor de los presos y contra la "represión". Y el centro concertado Joan Pelegrí de Barcelona también ha suscrito un comunicado en el que habla de su "tristeza" por una sentencia "injusta y desproporcionada" y se solidariza con los "presos políticos".