España

Los conductores de Metro mantienen la huelga pese a los 300 nuevos contratos

Los conductores de Metro mantienen la huelga pese a los 300 nuevos contratos

El paro, de 24 horas y servicios mínimos del 58%, coincide con los 100 años del suburbano

Ni el anuncio de 300 nuevos contratos de maquinistas en 2020 ha conseguido frenar la huelga de 24 horas de los conductores de Metro, que tendrá lugar durante el día de hoy, jornada en que se celebra el primer centenario de este servicio público. Los responsables políticos de la compañía y de la Comunidad intentaron frenar el paro con esta medida, que permitirá superar la «cifra histórica» de maquinistas de 2011, cuando se llegó a los 2.078 conductores contratados.

Pero no convencieron a los representantes del Sindicato de Maquinistas, que a pesar de las reuniones mantenidas –ayer y en días previos– y de la aparente buena sintonía con los nuevos responsables de la compañía, no superaron la desconfianza que les generan: pidieron por escrito el compromiso de una mesa de negociación futura sobre sus reivindicaciones –la gestión del amianto y un estudio de la calidad del aire con las ventanillas de la cabina del conductor bajadas–. Al no conseguirlo, decidieron mantener la protesta porque «no nos podemos fiar de la palabra de Metro de Madrid si no es por escrito».

Mejor servicio

Metro llega hoy a su primer centenario con la promesa aún caliente de incrementar en 300 los conductores, una medida que supondrá una inversión de 15 millones de euros, y que adelantó ayer el vicepresidente y portavoz del Gobierno, Ignacio Aguado. Con este número de maquinistas, que se contratarían el próximo año, sería posible «una mejora notabilísima» de las frecuencias en este transporte público, aseguró el presidente de Metro y consejero de Transportes, Ángel Garrido. Esta es ahora una de las principales quejas de los usuarios.

Durante este año, se han contratado 100 conductores en Metro. En 2016 la plantilla se incrementó con otros 360. En la actualidad, los maquinistas son ya más de 1.700, y con los 300 anunciados ayer, se alcanzará el récord de estos trabajadores en la compañía. Un dato que va a tener su contrapartida, afirman en Metro, en la calidad del servicio: «Esta nueva contratación va a suponer una reducción significativa» de tiempos de espera, afirmó el vicepresidente Aguado. Una apreciación en la que coincide con Garrido, quien aseguraba ayer que una parte «muy importante» de la mejora de las frecuencias están relacionadas con la contratación de nuevos maquinistas.

Emblemática

Asunto aparte es la coincidencia de la huelga con el centenario del Metro, una fecha muy emblemática para la que la compañía ha preparado una batería de actos. Los nuevos responsables del suburbano –su presidente Ángel Garrido y la consejera-delegada, Silvia Roldán– han mantenido en los últimos días, incluido ayer, reuniones con los sindicatos de conductores y con otras organizaciones de trabajadores del Metro.

Los responsables políticos reconocían la «buena sintonía» y la coincidencia en «la dirección en la que queremos avanzar, que es la de colaborar». También Juan Antonio Ortiz, del Sindicato de Conductores, señalaba a ABC que «se les ven con muchas ganas de trabajar».

No obstante, en Metro no consiguieron convencer a los sindicatos para desconvocar la huelga, y eso que, como Garrido decía, «hay muchos días para reivindicar las cosas» y él cree que hoy, centenario de la compañía, «no es el oportuno».

La jornada de huelga se prolongará durante 24 horas, y contará con unos servicios mínimos del 58 por ciento.