España

Lasquetty, Garrido, Ossorio y Pérez, posibles hombres fuertes del Gobierno de Ayuso

Lasquetty, Garrido, Ossorio y Pérez, posibles hombres fuertes del Gobierno de Ayuso

A Aguado le gusta la gestión de Jaime de los Santos en Cultura, pero tiene acta con el PP

Ala espera de que hoy salga adelante la investidura de Isabel Díaz Ayuso (PP) como presidenta de la Comunidad de Madrid, el portavoz de Ciudadanos dio ayer una de cal y otra de arena a la que será su socia de Gobierno. Hasta dos veces dijo Ignacio Aguado en menos de cinco minutos de «canutazo» (declaraciones a pie de micrófonos en los pasillos) que su formación y la de Ayuso no son lo mismo.

Primero elogió el discurso de la que será su jefa, ayer en la Asamblea: «La candidata ha desgranado gran parte del acuerdo: esas reformas que queremos poner en marcha en el primer Gobierno de coalición en la historia de la Comunidad de Madrid». Para, a renglón seguido, matizar: «Va a ser histórico porque, por primera vez, dos partidos políticos que son distintos, que tienen diferencias, han hecho un esfuerzo importante para ponerse de acuerdo y poner en marcha un Gobierno de centro-liberal». Insistió en que el de Díaz Ayuso fue «un discurso centrado en el acuerdo entre ambos»: «Pero hay que ir más allá, lo importante es cómo y cuándo se va a poner en marcha. Y para eso está Cs en el Gobierno, para ejecutar esos 155 puntos».

Además, Aguado persistió en una idea que sí que es común, en que «es necesario empezar a funcionar»: «Hay que devolver esa paciencia a los madrileños con esas reformas, alejadas de los gobiernos monocolor y las manchas de corrupción, y centradas en los ciudadanos». Para volver a recordar que se trata de «dos partidos diferentes y con diferencias».

Conformando el Ejecutivo

Ignacio Aguado no quiso ayer dar nombres, pero a nadie se le escapa que las principales carteras están repartidas ya, salvo algunas piezas que están por encajar. A su formación le corresponden seis de las trece consejerías. La Vicepresidencia y Portavocía la ostentará él, como ya se sabe. En cuanto al resto de departamentos, aunque no hay nada oficial, las quinielas cada vez son más reiterativas. Transportes e Infraestructuras, la «niña bonita» del Ejecutivo (no en vano, se va a ampliar la línea 3 de Metro y se va a construir un intercambiador en Conde de Casal para conectarlo con la línea 11 en Plaza Elíptica), estará probablemente en manos del expresidente Ángel Garrido, tras su fuga del PP a Cs.

Para Asuntos Sociales y Familia, donde también se aglutinarán las competencias de Natalidad, se baraja el nombre del diputado Alberto Reyero. En Deportes, consejería idea de Díaz Ayuso pero que la tendrá Cs, Roberto Núñez, también diputado y exbaloncestista, cobra fuerza. En Economía, Ciencia, Competitividad y Empleo se ha producido un inconveniente: la idea era colocar a Francisco de la Torre, pero es uno de los hombres fuertes del partido que acaba de abandonar la Ejecutiva de Cs por discrepancias con el viraje ideológico de Albert Rivera (y probablemente deje el acta de diputado del Congreso el mes que viene); por ello, se está buscando un recambio.

Y, en cuanto a Cultura, puede haber sorpresa. Porque el «heredero» natural de esta área era Jaime de los Santos, actual consejero en funciones... por el PP, aunque es independiente. A Cs le gusta mucho el trabajo que ha realizado esta legislatura; pero sería darle una cartera a los populares y De los Santos tendría que renunciar asu acta del PP, partido al que no está afiliado pero en cuyo proyecto está totalmente involucrado.

En las siete consejerías de Ayuso, se da por descontada la presencia de su número dos, David Pérez (quizá en Justicia, Interior y Víctimas del Terrorismo), Enrique Ossorio (Hacienda). Mención aparte merece Javier Fernández-Lasquetty, exconsejero de Aguirre y jefe de Gabinete de Pablo Casado, cuyo nombre ha emergido en las quinielas, quizá en Presidencia. Ayuso, además, ha reiterado que le gustaría seguir contando con Enrique Ruiz Escudero (Sanidad), pero también que desea una renovación. Pedro Rollán y Alfonso Serrano se disputarían la portavocía del grupo popular en la Asamblea.