España

Las grandes empresas valencianas alertan de los efectos «devastadores» del parón de la economía

Las grandes empresas valencianas alertan de los efectos «devastadores» del parón de la economía

AVE solicita al Gobierno «medidas urgentes para preservar la actividad económica y mantener el empleo»

Última hora del coronavirus en la Comunidad Valenciana

La Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), que agrupa a las principales compañías de la Comunidad Valenciana, ha hecho pública este domingo su oposición a la parada de toda actividad económica no esencial acordada por el Consejo de Ministros, que traerá, han dicho, "efectos devastadores" para la economía, al tiempo que ha vuelto a solicitar "medidas urgentes para preservar la actividad económica y mantener el empleo".

"La decisión de parar la actividad económica más allá de los servicios esenciales va a producir unos efectos devastadores y cuantas más empresas paren su actividad, más difícil será la recuperación. Sin empresas no hay empleo y, si no hay empleo, es imposible sustentar el estado de bienestar. Es urgente e inaplazable que se publique el listado exhaustivo de todos los sectores y empresas que deben estar a pleno rendimiento mañana para asegurar la perfecta operatividad de los sectores esenciales de actividad", dice una nota divulgada hoy por la asociación que preside Vicente Boluda e integra a grandes compañías como Mercadona, con Juan Roig a la cabeza.

"No es tolerable que desde el Gobierno de España se cuestione la ética de los empresarios y autónomos que, ante esta situación excepcional, están trabajando duramente para mantener la actividad y el empleo y para asegurar la supervivencia de sus empresas. El Gobierno de España debe adoptar medidas urgentes para preservar la actividad económica y mantener el empleo, como han hecho los países de nuestro entorno. Nos adherimos a las propuestas realizadas por CEOE y CEPYME", añade el comunicado publicado hoy por AVE.

AVE agradece en su nota la labor del personal sanitario, de las fuerzas de seguridad y de todos los servidores públicos, y se muestra convencida de "que el confinamiento es una buena decisión, basada en criterios científicos, pero que debe ir aparejada de otras medidas como la realización de tests masivos que permitan conocer la realidad y alcance de la pandemia y, sobre todo, actuar sobre la población enferma y la de riesgo, como también aseguran los expertos".

Al mismo tiempo, argumenta que "hay muchos empresarios y autónomos de multitud de sectores (calzado, electrónica, textil, transporte y logística, turismo, etc.) que están trasformando con carácter temporal sus actividades para contribuir a la lucha contra el COVID-19. Además de agradecerles el esfuerzo y poner en valor su compromiso con el país, el Gobierno debe adoptar las medidas necesarias para facilitar a esas industrias su actividad y la de sus proveedores, con agilidad y sin trabas burocráticas o administrativas".

"Y además deben establecerse mecanismos ágiles que animen a que cualquier otra industria pueda transformarse en estos momentos de forma temporal hacia dichas actividades, porque de esa forma se contribuirá a mantener la actividad, al mismo tiempo que se lucha contra el COVID19", concluye.