España

Las fuerzas de seguridad piden colaboración vecinal ante la violencia de género durante el confinamiento

Las fuerzas de seguridad piden colaboración vecinal ante la violencia de género durante el confinamiento

El confinamiento decretado por el Gobierno para paliar la expansión del coronavirus supone una situación complicada para aquellas mujeres que sufren violencia machista y que, además, se ven en la circunstancia de convivir con su agresor. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han pedido colaboración vecinal para detectar casos "que se nos escapen" porque las víctimas "no son capaces de denunciar". Desde el Ministerio de Igualdad han alertado que en este periodo de confinamiento las llamadas al 016 han aumentado un 12,43% y las consultas online un 269,57% entre el 14 al 29 de marzo en relación al mismo periodo del año anterior.

El Gobierno ha decidido decretar esta semana como servicios esenciales los de atención y acogida a víctimas de violencia de género, explotación sexual y trata con fines de explotación sexual. Además de poner a disposición de estas víctimas alojamientos turísticos (hoteles) cuando estén en riesgo si los servicios de acogida no tienen disponibilidad, a fin de garantizar "una alternativa habitacional segura para las víctimas y sus hijos".

En las últimas semanas se estaba produciendo una distorsión entre el mensaje que se lanzaba desde Igualdad y el que se predicaba desde Interior. Mientras desde el departamento que dirige Irene Montero se repetía que "El confinamiento por coronavirus aumenta la posibilidad de sufrir violencia de género", desde el ministerio de Fernando Grande-Marlaska se explicaban que se han reducido "considerablemente" las denuncias por violencia de género y doméstica en España en lo que va del estado de alarma.

El director adjunto operativo de la Policía Nacional, José Ángel González Jiménez calificó de "falsa" una afirmación que está circulando en las redes sociales, en el sentido de que la violencia de género ha aumentado durante la cuarentena, al estar obligadas las mujeres maltratadas a convivir con sus agresores. El mismo día en que González Jiménez ofrecía esta fotografía, desde Igualdad se lanzaba una campaña de información a las víctimas de violencia de género durante el confinamiento para alertar de situaciones de violencia dentro de los hogares y concienciar por el buen trato durante el estado de alarma, ante su temor a un aumento de casos.

Los mensajes de Interior y de Igualdad podían dar la sensación de que generaban distorsión y, de hecho, la exposición de Interior no ha terminado de gustar en Igualdad porque chocaba con su énfasis en advertir de un posible aumento de casos.