España

Las exigentes condiciones de Bryan Adams para ser fotografiado en pleno concierto

Las exigentes condiciones de Bryan Adams para ser fotografiado en pleno concierto

El veterano roquero canadiense Bryan Adams ofrece esta noche el primero de los tres conciertos previstos en España dentro de la gira «Shine A Light Tour», que le lleva al Wizink Center de Madrid tres años después de su última actuación en la ciudad.

Popular en todo el mundo por canciones como «I do it for you», «Heaven» o «Please forgive me», sorprenden las trabas que alguien de la reputación del reconocido artista de 60 años ha impuesto de cara al concierto que se celebrará esta noche en la capital.

Del mismo modo que sucede con otros cantantes, que solo permiten que se les fotografíe durante el transcurso de una sola canción en los conciertos que celebran, el equipo de Bryan Adams ha impuesto esta cláusula en el contrato que deben firmar previamente todos los medios gráficos.

Lo que no es tan habitual, por no decir que es inédito, son las sorprendentes exigencias con las que se pretende controlar todas las imágenes del autor de «Have You Ever Really Loved a Woman?».

La promotora del concierto de Bryan Adams ha impuesto la firma de un contrato en el que aparece una disposición que obliga a todos los medios gráficos que cubran el evento musical de esta noche en Madrid a enviar un correo electrónico con las fotografías que se le hayan realizado al cantante para que los organizadores den el visto bueno antes de su publicación.

Además, obligan a que las fotografías que se le hagan a Bryan Adams sean en plano medio largo, es decir, de las rodillas hacia arriba, de modo que quedan prohibidas por contrato los primeros planos que permitan una imagen más cercana, al detalle, del veterano artista.

La cláusula exacta del contrato dice lo siguiente: «Los fotógrafos no deben publicar o reproducir las imágenes en de ninguna manera sin obtener el permiso previo del artista o representante del artista. Para obtener la aprobación, envíe JPEG comprimido a [dirección de email] Las fotos no deben recortarse ni modificarse de ninguna manera una vez que se hayan aprobado. Los primeros planos no serán aprobados bajo ninguna circunstancia. No pueden publicar o reproducir las fotografías de ninguna manera sin obtener el permiso previo del artista o del representante del artista».