España

La Xunta reactiva la obra pública y permite un familiar por enfermo «en los últimos momentos de vida»

La Xunta reactiva la obra pública y permite un familiar por enfermo «en los últimos momentos de vida»

Feijóo confía en que los trabajos puedan retomarse el lunes, pasado el cerrojazo, y anuncia el nuevo protocolo para «humanizar» la despedida de víctimas del Covid-19

Toda la actualidad de la pandemia en España y el mundo, en ABC.es

Última hora del coronavirus en Galicia

Nuevas medidas adoptadas por la Xunta en el Consello semanal -celebrado este miércoles por las festividades de la Semana Santa- para combatir la pandemia de coronavirus y comenzar a preparar el escenario posterior, en un momento en que Alberto Núñez Feijóo insiste en que no cabe «bajar la guardia», pese a ciertas señales para el optimismo, pero en el que es necesario sacar también de la UCI a la economía gallega.

La Xunta reactiva toda la obra pública, más de 500 trabajos -centros educativos, intermodales, centros de salud, etc-, con una inversión de 300 millones de euros y 5.300 puestos de trabajo en juego, con la expectativa de que vuelva a ponerse en marcha desde el próximo lunes, entendiendo que el domingo expira el cerrojazo impuesto por el Gobierno central durante dos semanas. En paralelo, el Gobierno gallego reajusta su presupuesto con partidas que han quedado en desuso por la pandemia y gana otros 100 millones para sanidad y servicios sociales.

En materia sanitaria, además de dar luz verde a otra partida para pagar y comprar material por valor de 10,5 millones de euros, la decisión de mayor calado pasa por aprobar un protocolo por el que un familiar pueda acompañar presencialmente a un enfermo cuando se detecta que éste se encuentra en los momentos finales de su vida. Siempre bajo máximas medidas de protección y seguridad, e incluso permitiendo que el acompañamiento, de forma breve, se extienda cuando ya haya expirado el paciente, para «humanizar» un proceso especialmente doloroso.

Por lo demás, se aportan otros 2,5 millones al fondo de 10 millones para empresas que reorientan su actividad hacia la fabricación de material para combatir la pandemia o búsqueda de soluciones innovadoras. Se han seleccionado 11 propuestas en materia de innovación y dado luz verde a 55 empresas que ya están elaborando material sanitario.

En el turno de preguntas, Feijóo ha sido rotundo al aclarar que la Xunta no sabía que los test rápidos del Gobierno no permitían desagregar anticuerpos, por lo que por sí mismos no facultan para descartar posibles falsos positivos -pueden ser anticuerpos de una persona que ha superado la enfermedad o de una que aún la padece, pero este tipo de test no los distingue- y siempre es necesario un PCR de confirmación; ha recordado que depende del Gobierno gestionar la flexibilización de las actividades permitidas cuando remita el virus; ha desvelado que el Gobierno contestó que tiene previsto realizar test entre población sana, pero que la Xunta se reserva la posibilidad de llevar a cabo sus propios estudios; y ha emplazado para la primera semana de mayo como el momento en que se decidirá si se dejan sin efecto las oposiciones en educación o si se mantienen, siempre bajo criterios epidemiológicos.