España

La última víctima del crimen organizado en la Costa del Sol fue ametrallada

La última víctima del crimen organizado en la Costa del Sol fue ametrallada

"Es un salto cualitativo preocupante. Están traspasando límites. Siempre ha habido crímenes en la zona, pero la secuencia y las formas de los últimos son difíciles de encajar en la cotidianidad de la Costa del Sol". Esta es la inquietud con la que este jueves se expresaban fuentes próximas a las investigaciones de los últimos ajustes de cuentas ocurridos en el litoral malagueño tras conocer que la víctima de este miércoles fue ametrallada con un arma larga automática. Un hecho que trasciende junto a la detención de un vecino de Benaoján (Málaga) vinculado a una trama criminal que se ha hecho con más de una veintena de rifles MP15 de Smith & Wesson.

Según pudo saber EL MUNDO de fuentes cercanas al caso el joven de 20 años encontrado muerto la mañana del miércoles en una playa de Mijas era de nacionalidad eslovena y fue ametrallado. Los autores emplearon un arma automática -un subfusil o un Kalashnikov- con la que le causaron lesiones incompatibles con la vida.

Este jueves se ha realizado la autopsia en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga, aunque una primera inspección reveló al menos cinco orificios de entrada en la zona lateral del cuerpo.

La gran corpulencia física de la víctima hace pensar que fue citado en la playa del Peñón del Cura por los asesinos las últimas horas del martes o la madrugada del miércoles para acabar con su vida.

Investigación de tráfico de armas

Se da la circunstancia de que la Guardia Civil mantiene abierta una investigación contra un entramado criminal que se habría hecho con una veintena de rifles MP15 y que ha llevado hasta la detención de un vecino de Benaoján.

Este individuo supuestamente fue el encargado de ir adquiriendo, poco a poco, este modelo de arma semiautomática en distintas armerías de la provincia, como adelantó este periódico, ya que en España puede utilizarse para la caza, a pesar de que sea prácticamente similar a una de guerra.

Las fuentes consultadas explicaron que el arrestado realizó las transacciones en al menos dos armerías de la capital malagueña y en una de Ronda y cuando los investigadores fueron a interrogarlo aseguró que le habían robado los rifles de la finca en la que los guardaba.

No obstante, cuatro de ellos fueron hallados en posesión de dos jóvenes con antecedentes por tráfico de drogas que fueron interceptados en un control de carretera en Loja (Granada).

El hecho de que la última víctima de los ajustes de cuentas en la Costa del Sol cayese abatido por un arma de esta potencia de fuego -son capaces de atravesar los chalecos antibalas que emplean los cuerpos de seguridad españoles- genera preocupación. Es cierto que no es la primera vez que el crimen organizado utiliza este tipo de armamento -recordar el tráfico asalta del hotel Andalucía Plaza-, pero la intensidad con la que se está mostrando en este 2019 que acaba ha generado inquietud entre los policías que luchan contra este tipo de delincuencia. Preocupación de que se desmarca de la postura del Ejecutivo central, que habla de "hechos aislados" a pesar de que los al menos 24 crímenes registrados en este ejercicio sean una cifra récord en la última década.