España

La trifulca de Lavapiés por la Copa de África deja cinco detenidos y dos policías heridos

La trifulca de Lavapiés por la Copa de África deja cinco detenidos y dos policías heridos

Para contener a los implicados, fue necesaria la presencia de las Unidades de Intervención Policial (UIP) y de Prevención y Reacción (UPR). Dos de los arrestados son menores

Una riña tumultuaria «muy violenta». Es lo que se encontró un indicativo de la Policía Nacional apostado en Lavapiés, minutos antes de que acabara la final de la Copa de África, disputada entre Senegal y Argelia la noche del pasado viernes. Los seguidores de una y otra selección se enzarzaron en una multitudinaria trifulca que terminó con cinco detenidos -entre ellos, dos menores-, un hombre herido por arma blanca y dos policías contusionados. Tal fue el grado de brutalidad de los implicados, que los agentes se vieron obligados a solicitar refuerzos a las Unidades de Intervención Policial (UIP) y de Prevención y Reacción (UPR).

Fuentes policiales confirmaron ayer a este periódico que los arrestados son cinco varones, dos de 44 y 19 años, respectivamente; dos menores, también de nacionalidad marroquí, nacidos ambos en 2002 y un argelino de 23 años. El herido por arma blanca, de 29 y nacionalidad senegalesa, tuvo que ser trasladado a la Fundación Jiménez Díaz, donde fue atendido por un corte superficial a la altura del abdomen.

Los incidentes se desataron pasadas las 22.30 horas, mientras el partido de fútbol, celebrado en El Cairo, aún seguía en juego. Sin tiempo a reaccionar, decenas de personas que en ese momento se encontraban en la plaza de Lavapiés se vieron atrapadas bajo una lluvia de botellas, piedras y otros objetos arrojadizos del mobiliario urbano. Muchas corrieron a refugiarse al Carrefour 24 horas, cuyos responsables se vieron obligados a echar el cierre ante el temor de que la reyerta se trasladase hasta allí. La Policía, por su parte, tuvo que desalojar el enclave y establecer un cordón para separar a los dos bandos. No fue hasta pasada la medianoche cuando se dio por controlada la situación.