España

La reunión entre Iberia y sus trabajadores para parar la huelga en el Prat acaba sin acuerdo

La reunión entre Iberia y sus trabajadores para parar la huelga en el Prat acaba sin acuerdo

Los paros están previstos para los días 24, 25, 30 y 31 de agosto, que se sumarían a las interrupciones de los controladores de seguridad

La reunión de mediación entre el comité de huelga y la dirección de Iberia ha acabado este martes sin acuerdo, por lo que las jornadas de paros convocadas para este fin de semana en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat siguen en pie. El recinto de transporte aéreo se verá entonces afectado por dos huelgas diferentes: la de la áerea y la de los vigilantes de los controles de seguridad, que siguen sin solucionar nada con Trablisa, la empresa concesionaria.

Los trabajadores de tierra de Iberia en este aeropuerto tienen previsto ir a la huelga los días 24, 25, 30 y 31 de agosto para exigir mejoras laborales, después de los paros llevados a cabo a finales de julio. El sindicato UGT, mayoritario en el comité de empresa, ha denunciado en un comunicado «la pasividad» de la dirección de Iberia Barcelona y su falta de propuestas en la reunión de mediación, que ha durado casi tres horas en el departamento de Trabajo de la Generalitat.

La central ha criticado la «absoluta falta de interés» de la directiva «para acabar con la falta de personal, la falta de estabilidad de la plantilla, el exceso de carga de trabajo, el abuso de las horas extraordinarias de obligado cumplimento y la reorganización de turnos para conciliar la vida familiar y laboral». Ante esta situación, el sindicato ha advertido de que algunos trabajadores se plantean no cumplir los servicios mínimos, que consideran «abusivos». La plantilla de Iberia Barcelona es de 2.500 trabajadores, que se encargan de la facturación, el embarque, la carga y descarga, la asistencia y el mantenimiento a los aviones.

Retrasos generalizados

El paro de los pasados 27 y 28 de julio obligó a cancelar un centenar de vuelos y causó retrasos generalizados, ya que este colectivo presta servicio a una treintena de aerolíneas, entre ellas Vueling, British Airways, Air Lingus o Level. Después de ese primer fin de semana de protestas, la consejería de Trabajo de la Generalitat emplazó a la representación de los trabajadores y a la empresa a retomar la negociación sobre los nuevos paros en período estival, que de momento no parece que se puedan evitar.

Hasta ahora, Iberia ha mantenido que no puede negociar la transformación de los contratos del personal del Aeropuerto de Barcelona-El Prat porque es una cuestión de ámbito estatal, que está fuera de las competencias de negociación del comité de empresa en el aeropuerto catalán, informa Efe.