España

La oposición, muy crítica con la falta de presupuestos y de proyectos en la región

La oposición, muy crítica con la falta de presupuestos y de proyectos en la región

Afirman que el Ejecutivo autonómico está «secuestrado por la extrema derecha»

s. medialdea

madrid

Seis meses han sido tiempo suficiente para que los grupos de oposición en la Asamblea tengan su opinión formada sobre el primer Gobierno de coalición de la Comunidad de Madrid. Y su nota es unánime: suspenso. Le afean no haber puesto sobre la mesa unos presupuestos, que son la manera más clara de explicar sus políticas.

El partido más votado, el PSOE, se queja de esa «carencia de un presupuesto articulado en el que se vean las prioridades y se cuadren las cuentas». Pero no sólo; también le preocupa la «ausencia de proyectos de ley» presentados por el Gobierno, la «generación de polémicas infecundas», y echa en falta «espacios de participación y de diálogo», y «proyectos y estrategia».

Buenos intentos

Eso sí, le reconocen al Gobierno autonómico su «voluntad de iniciar procesos», como ha ocurrido en el caso de la Mesa de los menores extranjeros no acompañados o en la elaboración de la nueva Ley de Universidades, «aunque por ahora no se ven resultados».

Desde Más Madrid, su portavoz Pablo Gómez Perpinyà critica «un Gobierno que no se ha molestado en traer ni una sola ley a esta Asamblea, ni tan siquiera en presentar un proyecto de presupuestos». Lamenta además que ese «bloqueo en la acción de gobierno» se produzca porque «la extrema derecha lo tiene secuestrado», algo que «incluso ya admite hasta Ayuso, cuando en el último pleno dijo que si los madrileños no tienen presupuestos es sencillamente porque Vox no quiere».

Jacinto Morano, portavoz de Unidas Podemos, abunda en la idea: «Un Gobierno en funciones habría sido más beneficioso para los madrileños y madrileñas que el duo conformado por Ayuso y Aguado», porque «los presupuestos estarían prorrogados igual, pero seguramente nos habríamos ahorrado los recortes a los servicios públicos de los últimos meses. Hoy (por ayer) hemos conocido que el Gobierno apañó las cuentas de Educación para reducir en 38 millones de euros el presupuesto para becas y dar 21 millones más a la concertada». En su conclusión, «sólo un enemigo de lo público puede hacer una valoración positiva de cualquier medida que haya podido tomar este desgobierno».