España

La oposición exige explicaciones a la Junta por dejar sin subvención a 241 asociaciones de atención a las víctimas del machismo

La oposición exige explicaciones a la Junta por dejar sin subvención a 241 asociaciones de atención a las víctimas del machismo

Las trabas de la Intervención de la Junta al sistema de reparto de las ayudas a la atención a las víctimas del machismo ha dejado sin estas subvenciones a 241 proyectos, lo que ha provocado la protesta de las asociaciones que están detrás de los mismos. El PSOE-A y Adelante Andalucía solicitaron este viernes la comparecencia extraordinaria de la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, y se apresuraron a ver la influencia de Vox en esta decisión que reduce a 71 el número de proyectos subvencionados. Pero la realidad es bastante más compleja que eso.

De hecho, en su resolución provisional, la Consejería sí que repartió los fondos (4 millones de euros) entre todas las asociaciones en función de la puntuación obtenida en la fase de evaluación. Sin embargo, un informe de la Intervención dictaminó que las bases de la convocatoria recogidas en una orden de 28 de junio de 2016 (del gobierno de Susana Díaz) no contemplaban el prorrateo (un reparto más o menos equilibrado entre todas las solicitudes presentadas) de los fondos, como se había venido realizando en convocatorias anteriores. O sea, que la distribución del presupuesto para asociaciones tal y como se había hecho hasta entonces incumplía las propias bases de la convocatoria.

En su lugar, la interventora delegada del Instituto Andaluz de la Mujer dispuso que había que subvencionar el 100 por 100 de cada uno de los proyectos que hubieran obtenido una puntuación más alta hasta agotar el crédito disponible, con lo que el número total de asociaciones beneficiarias de ayudas se reducía significativamente, aunque la cantidad total disponible para 2019 es incluso mayor que la que se repartió en 2018.

La Ley General de Subvenciones establece, en su artículo 24.4, que la administración deberá aplicar los criterios de priorización y criterios de evaluación que se hayan fijado en la normativa. Y sí recoge la posibilidad de que, excepcionalmente, se pueda realizar un prorrateo entre los beneficiarios de la subvención, pero «siempre que así se prevea en las bases reguladoras».

El problema es que esas bases no incorporaban ningún referencia expresa a esa posibilidad y, por tanto, la Junta no puede incumplir sus propias bases. «En la orden reguladora no existe alusión alguna a que en el procedimiento se vaya a valorar y evaluar las solicitudes tanto en importe como en admisibilidad de los gastos subvencionables por criterios diferentes» a los recogidos en la Orden de 28 de junio de 2016.

Fuentes de la Consejería de Igualdad aseguran que se presentó una alegación en defensa del sistema de reparto prorrateado pero la Intervención se ratificó en su dictamen, con lo que el departamento que dirige Rocío Ruiz no tuvo más remedio que asumir el cambio de criterio y dictar una nueva resolución, el 19 de diciembre, aplicando los criterios fijados por los técnicos. A esa altura del año, advierten desde la Consejería, si no se hubiera tomado una decisión definitiva los fondos se habrían perdido.

241 asociaciones se han quedado, por tanto, sin apoyo presupuestario, aunque la Junta asegura que se están celebrando reuniones con aquellas entidades que lo solicitan para buscar soluciones. Además, la Consejería se ha comprometido a modificar las bases de la convocatoria para futuras ediciones y niega que haya habido presiones por parte de Vox para vetar a las asociaciones y desarticular así su capacidad para atender a las víctimas, tal y como plantean desde la oposición.

La supresión de las ayudas afecta también a proyectos de atención a las mujeres en exclusión social, según denunció el jueves en rueda de prensa la portavoz adjunta de Adelante, Ángela Aguilera, que acusó al Ejecutivo de Juanma Moreno de «ir en dirección contraria» a la alarma social que hay en la comunidad por los casos de violencia machista, informó la agencia EFE.

En realidad, son tres las líneas de ayudas a las que afecta esta limitación: las relativas a proyectos que fomenten la participación social de la mujeres y la igualdad de género; la destinada a la atención a mujeres en situación de riesgo de exclusión social y la que tiene como fin la erradicación de la violencia de género.

Además, Aguilera cuantificó en un 38% la reducción de la financiación a estas asociaciones de mujeres y exigió al Ejecutivo autonómico explicaciones por una decisión «ideológica», que responde -dijo- a los «acuerdos» con Vox, socio parlamentario del bipartito.