España

La nueva Ley de Bienestar Animal de Castilla-La Mancha los considera «seres sintientes, sensibles»

La nueva Ley de Bienestar Animal de Castilla-La Mancha los considera «seres sintientes, sensibles»

Martínez Arroyo dice que es «moderna» y la primera que defiende a lo animales «en general», no solo a los domésticos

Las Cortes de Castilla-La Mancha han debatido este lunes el dictamen emitido por la comisión de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural sobre el proyecto de Ley de Bienestar, Protección y Defensa de los Animales. El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha defendido la nueva normativa como «moderna», además de ser la primera que tiene en cuenta a los animales «en general», no solo a los domésticos. En este sentido, ha explicado que en la región hay una Ley de Protección de Animales Domésticos desde el año 1990, que establece una serie de requisitos mínimos que han permitido evitar situaciones de maltrato y tipificar sanciones.

Sin embargo, esa ley «ha quedado antigua» y ya no es «la necesaria y adecuada» para la protección y el bienestar animal de la manera «más estricta». De ahí que el Gobierno regional haya impulsado una nueva, en la que se han registrado 1.029 alegaciones y sobre la que se ha debatido en «multitud de reuniones».

Martínez Arroyo ha detallado que, en la nueva ley, los animales son considerados «seres sintientes, sensibles» y «no son cosas ni bienes», sino que «sienten dolor, alegría, miedo y experimentan procesos de pensamiento en algunos casos». La norma prohibirá el maltrato, abandono, sacrificio o mutilación de los animales, que no podrán estar permanentemente atados ni ser objeto de donación con fines publicitarios o de premio. Además, quedan prohibidas las peleas o la participación de animales salvajes en circos.

Por otro lado, se facilita el acceso de animales a transportes públicos y todo tipo de establecimientos salvo que se indique lo contrario y se actualiza un sistema de infracciones y sanciones, que «pasa de pesetas a euros» y que incrementa hasta diez veces la cuantía para que sean «verdaderamente disuasorias». «Es un antes y un después, una ley de los siglos XX y XXI, de la que sentirnos orgullosos», ha añadido.

PSOE y Ciudadanos a favor; PP se abstiene

La nueva ley será previsiblemente aprobada con los votos a favor de PSOE y Ciudadanos y la abstención del PP. Alejandro Ruiz, de Ciudadanos, la apoya por considerar que es «necesaria» y que hay un «importante esfuerzo» de los partidos por intentar mejorar el texto a través de enmiendas.

Mientras, Emilio Bravo, del PP, se ha referido al voto particular de un miembro del Consejo Consultivo que hace referencia al artículo 13 de la ley y en el que se alude a la venta de animales entre particulares. Por ello, Bravo ha vuelto a pedir la retirada del proyecto de ley.

Por último, Julián Martínez, del PSOE, ha propuesto transar una de las enmiendas del PP para incorporarla al texto y así lograr el apoyo de los populares. Sin embargo, estos han anunciado que se abstendrán en la votación.

Comentarios