España

La naturaleza de El Retiro brota en el interior del Hospital Niño Jesús

La naturaleza de El Retiro brota en el interior del Hospital Niño Jesús

Árboles, mariposas y pájaros han invadido los pasillos y las habitaciones de una de las plantas infantiles

El Hospital Universitario Niño Jesús ha estrenado la nueva decoración de su primera planta inspirada en el Parque de El Retiro, que se encuentro a solo unos metros del centro, y que ha conseguido llenar el lugar de árboles, plantas, mariposas y pájaros para recrear espacios como la Rosaleda o El Palacio de Cristal.

El pasillo, de 544 metros cuadrados, es la zona de acceso y espera de cientos de pacientes que acuden a los distintos servicios asistenciales del hospital. Allí se encuentran las siete salas de hospitalización, la zona quirúrgica, hospitales de día, banco de sangre y el Teatro, donde se realizan actividades lúdicas.

Además, se ha construido una inmensa pajarera sobre las ramas de un árbol situado en el hueco de la escalera principal, para que puedan allí jugar los niños.

El consejero en funciones de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha visitado este miércoles las instalaciones del hospital y ha desgranado, en declaraciones a los medios de comunicación, que esta obra ha sido financiada por la Fundación Juegaterapia y que todavía quedan tres fases por realizar que afectarán a otra parte de hospitalización, la UCI y el pasillo central.

Con ello se busca hacer el entorno «más amable y más humanizado» y que «el día y las horas que pasen aquí los pequeños se sientan como en un hogar». «No solo hay que fijarse en el hecho asistencial en prescribir, en diagnosticar sino todo lo que rodea», ha remarcado.

Por su parte, el gerente del hospital, César Gómez, ha señalado que las actuaciones van «poco a poco» pero ha celebrado el acercamiento a la humanización del Niño Jesús. «No solamente para los pacientes sino para los profesionales no es lo mismo trabajar en un ambiente que en otro», ha dicho.

En este sentido, ha desvelado que intentan que el ambiente sea «lo menos agresivo posible» dado que ya de por si lo es porque los niños acuden con una patología «de un año o año y medio».

La presidenta de la Fundación Juegaterapia, Mónica Esteban, ha hecho hincapié en que esto envuelve a los más pequeños «en un mundo mágico» que se necesita. «En los hospitales es muy importante el personal médico pero al final también es importante para la recuperación que estén en un entorno amable. Son niños y todo lo que sea ayudar a que sigan siendo niños es lo que intentamos», ha destacado.