España

La mujer de Villarejo, en libertad con cautelares contra criterio de Anticorrupción

La mujer de Villarejo, en libertad con cautelares contra criterio de Anticorrupción

Tendrá que comparecer periódicamente en sede judicial o policial y se le ha retirado el pasaporte

La mujer del comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo, Gemma Alcalá, ha quedado este lunes en libertad con obligación de comparecer periódicamente en sede judicial y el pasaporte retirado tras prestar declaración ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, que investiga si comerció con información clasificada en poder de su marido.

Según informan a ABC en fuentes jurídicas, el instructor ha tomado esta decisión tras el interrogatorio de Alcalá, que fue detenido en el marco de una operación coordinada por la Fiscalía Anticorrupción en el contexto de la pieza separada y secreta número 28 de la macrocausa Tándem, por la que se detuvo a cuatro personas y se imputarán nuevos delitos al propio Villarejo.

Al término de su declaración, en la que Alcalá ha negado cualquier vinculación con los hechos que se le imputan y durante la que se le ha mostrado uno de los audios que obran en la causa en el que dos investigados comentan la necesidad de dejarla al margen, la Fiscalía Anticorrupción ha solicitado su ingreso en prisión provisional sin fianza por riesgo de fuga.

Sin embargo, el juez no ha atendido a esta pretensión, dado que Alcalá ya ha sido procesada en dos piezas separadas de la causa dado que era administradora de buena parte del imperio empresarial de su marido y seguía localizable cuando la fueron a detener el pasado viernes, según las mismas fuentes jurídicas.

Prisión incondicional para Pazos

Otros dos detenidos han quedado asimismo en libertad con comparecencias periódicas. Se trata de Javier Ruiz Cubero, una persona a la que según los investigadores, Villarejo habría captado en prisión para ese supuesto negocio de venta de informes policiales y audios comprometedores, y que ha resultado ser hermano del abogado que defendió a Enrique Olivares, el hombre que asaltó a la familia de Luis Bárcenas disfrazado de cura.

En libertad igualmente queda Ascensión Fernández, mujer del cuarto detenido, Alfredo Pazos, y que según las fuentes jurídicas consultadas, se habría desmarcado por completo de este asunto en su declaración.

Él, no obstante, tendrá que volver a la cárcel. El juez ha acordado prisión incondicional para él, principal investigado de esta pieza separada además de Villarejo y del que obran ya audios en el sumario que le sitúan como la persona que ponía a la venta los materiales del comisario a precios millonarios.

Ver los comentarios