España

La lluvia provoca inundaciones y desprendimientos en Guipúzcoa

La lluvia provoca inundaciones y desprendimientos en Guipúzcoa

Las comarcas de San Sebastián, Bidasoa y Oarsoaldea han sido las más afectadas

El mal tiempo ha prevalecido durante todo el fin de semana en la zona cantábrica, aunque los vecinos de Guipúzcoa han tenido que lamentar algo más que el frío y la lluvia. Los diluvios registrados durante la madrugada del domingo sembraron el caos en las comarcas de San Sebastián, Bidasoa y Oarsoaldea, donde se produjeron inundaciones, caídas de árboles y desprendimientos. En Rentería, decenas de comercios, garajes y bajeras quedaron anegados a consecuencia del desbordamiento del río Oyarzun, que también bloqueó diversas carreteras.

La imagen que ofrecían algunas localidades de Guipúzcoa a primera hora de la mañana de este domingo era descorazonadora. Las calles, inundadas, impedían cualquier tipo de circulación, y algunos vecinos se vieron obligados a sacar el agua de sus propiedades a la antigua usanza: con cubos y fregonas. Especialmente cruda fue la jornada del domingo para los habitantes de Rentería, Oyarzun, Lezo e Irún, donde el agua provocó daños considerables en comercios y bajos. «Estábamos cerrados, pero hemos tenido que venir corriendo para comprobar que todo estaba bien y secar el suelo porque estaba todo encharcado», señaló la encargada de una céntrica farmacia renteriana.

EFE

El de hoy ha sido también un día arduo para los bomberos, que han tenido que llevar a cabo cerca de una veintena de actuaciones en diversos puntos de la provincia. Según informó el Departamento de Seguridad, la intensa lluvia provocó el desbordamiento del río Oyarzun, mientras que estaciones como las de Jaizubia alcanzaron el nivel rojo. Los embalses de agua obligaron a las autoridades a cerrar temporalmente algunos tramos de carreteras como la GI-636 en sentido Irún o la GI-3440 entre San Juan y Lezo.

Fue en este último municipio donde se registró el incidente más grave de la jornada. Concretamente, en la carretera que conecta Lezo con Donibane, donde según informaron fuentes municipales un coche patrulla quedó atrapado a causa de un desprendimiento de tierra que arrastró consigo árboles y piedras. Los dos agentes que se encontraban en el interior del vehículo quedaron atrapados y tuvieron que salir por las ventanillas, si bien ninguno de ellos resultó herido de gravedad.

El aviso amarillo por lluvias ha finalizado a las 15.00 horas y se espera que las precipitaciones vayan disminuyendo a lo largo de la jornada.