España

La Generalitat Valenciana detecta más de 150 casos de personas vacunadas sin cumplir los requisitos

La Generalitat Valenciana detecta más de 150 casos de personas vacunadas sin cumplir los requisitos

Ximo Puig ordena que los inoculados, entre los que se encuentran políticos y profesionales sanitarios, no reciban la segunda dosis

Coronavirus Valencia en directo: nuevas restricciones, toque de queda y confinamientos

Un total de 185 personas, entre dirigentes políticos, funcionarios y profesionales sanitarios, han recibido la vacuna del coronavirus en la Comunidad Valenciana pese a no estar incluidos en los grupos prioritarios establecidos por el Ministerio de Sanidad. Las investigaciones abiertas por la Generalitat Valenciana han encontrado más de un centenar de casos en los que se han suministrados las vacunas del Covid-19 en contra del protocolo.

Al respecto, el presidente autonómico, Ximo Puig, ya ha trasladado a la Conselleria de Sanidad la orden de no administrar la segunda dosis a estas personas, entre las que se encuentran alcaldes, concejales, diputados provinciales, familiares y empleados públicos, de acuerdo con fuentes del Ejecutivo autonómico.

La Comunidad Valenciana ha administrado hasta este jueves un total de 103.826 dosis de la vacuna contra el coronavirus. Del total, 101.251 son de Pfizer y 2.580 de Moderna.

Los cuatro alcaldes de la Comunidad Valenciana que se vacunaron sin formar parte de los grupos prioritarios establecidos por el Ministerio de Sanidad se han aferrado a sus cargos.

Tres de ellos pertenecen al PSPV-PSOE, que el pasado fin de semana acordó abrirles un expediente informativo y les suspendió cautelarmente de militancia. Pese a ello, Ximo Coll y Carolina Vives, matrimonio y alcaldes de los municipios alicantinos de El Verger y els Poblets, respectivamente, y Fran López. secretario de las Juventudes Socialistas en la región y primer edil de la localidad valenciana de Rafelbunyol, no han dimitido. El secretario general del PSPV-PSOE y presidente de la Generalitat, Ximo Puig, lamentó públicamente la actitud de sus alcaldes, pero no les ha reclamado que renuncien a sus cargos.

Mientras, el alcalde de La Nucía (Alicante), Bernabé Cano, del Partido Popular, se vacunó el coronavirus como sanitario pese que solo ejerce en la sanidad privada. Su formación ha defendido que Cano se vacunó por «motivos sanitarios» y diferencia el caso de este alcalde, y diputado provincial, del de los dirigentes socialistas.

Puig ha defendido que «obviamente se debe asumir la responsabilidad política», preguntado por si los alcaldes vacunados deben seguir el ejemplo del consejero de Sanidad de Murcia, Manuel Villegas, y renunciar a su cargo por haberse colado en la vacunación.

Sobre todo, ha remarcado, en función de la «respuesta» de cada uno cuando trascendió que habían recibido las dosis. «Cuando uno comete un error, y es un error grave saltarse el sistema de vacunación, lo primero y fundamental es asumir que se ha cometido un error», ha sostenido, por lo que no ve razonable que haya algunos que no lo asumieran.

El también líder del PSPV ha destacado así que «algunos han tomado decisiones de asunción de esa responsabilidad y otros no», aunque cree que lo importante es que a la ciudadanía le quede claro que «nadie puede saltarse un sistema de vacunación que, al final, representa la esperanza».

«En la Comunitat estaba funcionando muy bien la semana pasada, desgraciadamente ahora se ha visto mermado por la falta de vacunas», ha lamentado, para insistir en que es «absolutamente imposible» que haya personas que quieran saltarse el protocolo.

Ver los comentarios