España

La Fiscalía ve un delito de coacciones con discriminación ideológica en la expulsión de dirigentes de Cs del Día del Orgullo

La Fiscalía ve un delito de coacciones con discriminación ideológica en la expulsión de dirigentes de Cs del Día del Orgullo

La Fiscalía ha presentado en los juzgados de Madrid una denuncia por coacciones por los incidentes ocurridos en la manifestación del Orgullo LGTBI que obligaron a varios dirigentes de Ciudadanos a abandonar el acto. El Ministerio Público precisa que esas coacciones se produjeron con la agravante de "discriminación por motivo ideológico". Pese a considerar que se cometió delito, el Ministerio Público pide al mismo tiempo el archivo provisional del caso debido a que la Policía no ha podido identificar a los posibles responsables.

Las diligencias de investigación penal fueron incoadas a raíz de denuncia por amenazas, injurias o delitos contra los derechos fundamentales presentada en la Fiscalía General por el ex líder de Cs Albert Rivera. Al escrito se adjuntaban imágenes de la manifestación, enlaces a vídeos emitidos en televisión y en redes sociales.

La Fiscalía explica que los hechos consistieron en insultos y amenazas realizadas por un grupo de personas no identificadas contra los integrantes de Ciudadanos el único objetivo de que abandonaran la marcha del Orgullo LGTBI que se celebró el pasado 6 de julio. Los autores de los hechos denunciados portaban pancartas con mensajes como "Ciudavox", "El Orgullo no se vende", "Capitalismo es LGTBIFOBIA", "Subrógate tú" y "El cuento de Ciudadane" (en referencia a la obra El Cuento de la Criada).

La Fiscalía pidió a la Brigada Provincial de Información de Madrid que identificara a los 15 integrantes del grupo que, sobre las 20:00 horas, irrumpieron en la zona del Paseo del Prado donde se encontraban los representantes de Ciudadanos y realizaron una sentada "perfectamente organizada", portando telas y pancartas de color naranja con mensajes contra la formación política.

Pese a que se localizaron numerosos vídeos y fotografías, resultó "imposible" identificar a esas personas. La Policía tampoco localizó ninguna convocatoria en redes sociales para fomentar acciones contra los integrantes de Ciudadanos y concluyó que la única referencia a partidos se observaba en un tuit del Colectivo COGAM (uno de los organizadores del Orgullo 2019) en el que se detallaban los partidos que se habían comprometido con el decálogo COGAM y que por tanto podrían participar en la pancarta de cabecera.

Ciudadanos no estaba en esa lista de partidos autorizados, pero varios de sus dirigentes se presentaron a la marcha hasta que fueron obligados a abandonarla. Según la Fiscalía, fueron víctimas de un delito de coacciones que, sin embargo, no se juzgará por falta de autor conocido. El archivo es provisional, por lo que la causa podría reactivarse si aparecieran nuevas informaciones.

: