España

La Fiscalía pide condenar por desobediencia a los «exconsellers» Vila y Puig por los «bienes de Sijena»

La Fiscalía pide condenar por desobediencia a los «exconsellers» Vila y Puig por los «bienes de Sijena»

Solicita para cada uno de ellos dos años de inhabilitación y 6.000 euros de multa

La Fiscalía de Huesca ha presentado escrito de acusación contra los exconsellers de la Generalitat Santi Vila y Lluís Puig, a los que imputa un delito de desobediencia por haber incumplido reiteradamente las resoluciones judiciales que, en su día, les ordenaron devolver a Aragón las obras de arte del Monasterio de Sijena (Huesca). La actitud de esos dos consejeros de Cultura de la Generalitat forzó a la Justicia a mandar a la Guardia Civil al Museo de Lérida para hacerse con las piezas y trasladarlas a Aragón.

Santi Vila acaba de ser condenado por el Tribunal Supremo a 60.000 euros de multa y a un año y ocho meses de inhabilitación, por su participación en el golpe independentista del otoño de 2017. Ahora, tras esta sentencia del «procés», Vila se enfrenta a una nueva petición de la Fiscalía por un delito de desobediencia, en este caso por los «bienes de Sijena».

El caso se remonta a abril de 2015, cuando un juzgado de Huesca sentenció en primera instancia que esas obras de arte debían regresar a su emplazamiento original, el Monasterio de Sijena. Aunque esa sentencia fue recurrida y el proceso aún sigue su curso, el Ayuntamiento oscense de Villanueva de Sijena pidió la ejecución provisional de aquella primera sentencia, algo que fue aceptado por los tribunales. De ahí que se ordenara a las autoridades catalanas que se devolvieran las obras de arte.

Las primeras órdenes llegaron a la Generalitat cuando Santi Vila estaba al frente de la Consejería de Cultura. Pero esas órdenes fueron sistemáticamente ignoradas. Solo tras varios requerimientos, la Generalitat devolvió una parte de esa colección, pero fuera de plazo. Y el resto de piezas siguieron retenidas en el Museo de Lérida.

En medio de este litigio, Santi Vila dejó la consejería catalana de Cultura y se hizo cargo de ella el también independentista Lluís Puig, que se mantuvo en el cargo hasta que el Gobierno de España intervino la Generalitat en octubre de 2017, en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Puig, que se encuentra huido de España desde entonces, también ignoró reiteradamente las órdenes judiciales sobre los «bienes de Sijena». Al final, con la Generalitat ya intervenida, en diciembre de 2017 el juzgado envió a la Guardia Civil al Museo de Lérida para garantizar la devolución de esas obras de arte al Monasterio de Sijena. La operación de traslado costó 12.932 euros, según indica la Fiscalía en el escrito de acusación que ha presentado contra los exconsellers Vila y Puig.

Por los reiterados incumplimientos de las órdenes judiciales sobre los «bienes de Sijena» serán juzgados Vila y Puig. La Fiscalía imputa a ambos un delito de desobediencia. Los considera autores materiales y directos, y pide para cada uno de ellos unos 6.000 euros de multa –11 meses de multa, con una cuota diaria de 18 euros- y a dos años de inhabilitación especial para empleo o cargo público.

Además, la Fiscalía reclama que Vila y Puig sean condenados a indemnizar conjunta y solidariamente al Gobierno aragonés «en la cantidad en que sea tasada la cuantía que hubo de hacer frente como consecuencia del traslado» de aquellas obras de arte.

Tras la petición de condenas que ha formulado la Fiscalía, ahora será el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena el que presentará también su escrito de acusación, algo que hará en cuestión de días, según ha anunciado el abogado de este Consistorio, Jorge Español. El Gobierno aragonés no ejerce acusación alguna porque decidió retirarse de esta causa, pero –a petición de la Fiscalía- tendrá que presentar las facturas y costes detallados del coste que supuso la operación de traslado de los «bienes de Sijena».

El juicio contra Santi Vila y Lluís Puig se celebrará en los juzgados de lo Penal de Huesca, en fecha todavía por determinar.