España

La Fiscalía del Supremo investigará si Rocío Monasterio cometió un delito de odio contra los menas

La Fiscalía del Supremo investigará si Rocío Monasterio cometió un delito de odio contra los menas

La Fiscalía del Tribunal Supremo estudiará si la dirigente de Vox Rocío Monasterio cometió un delito de odio con sus declaraciones del pasado noviembre ante un centro de menores extranjeros no acompañados (conocidos como menas) en Sevilla, según han indicado fuentes de la Fiscalía General del Estado.

Monasterio es diputada de la Asamblea de Madrid, por lo que según el Estatuto de Autonomía está aforada ante el Alto Tribunal para hechos que hayan tenido lugar fuera de la comunidad autónoma. En un acto en campaña electoral, Monasterio denunció ante el centro de menores la "inseguridad" y "graves problemas" que, a su juicio, generan este tipo de instalaciones. Indicó que Vox habla de la "protección del español de a pie que en sus barrios quiere seguridad y libertad" y de la "protección de esas mujeres" que dicen "que no se atreven a caminar solas por la noche por determinados barrios".

Podemos presentó inmediatamente una denuncia ante la Fiscalía. Fuentes del Ministerio Público indican que la Fiscalía de Sevilla no ha examinado la posible comisión de delito y que esa tarea la iniciará ahora la Fiscalía del Supremo.

Tras conocer la existencia de la denuncia, la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid sostuvo que su partido se encarga de dar voz a los vecinos: "No tengo acceso al expediente, pero cada vez que de Vox hay un tema que resulta incómodo para los demás políticos que no se posicionan nos denuncian y ya estamos acostumbrados. Nosotros fuimos a hacer una visita y dimos voz a los vecinos y recogimos lo que nos contaban cada uno de los vecinos y creo que ni los políticos ni los medios deberían decir a nuestros vecinos que mienten cuando cuentan su día a día de lo que están sufriendo y es una falta de respeto para ellos".