España

La espera media quirúrgica en Galicia baja a 56,4 días y marca un dato histórico

La espera media quirúrgica en Galicia baja a 56,4 días y marca un dato histórico

El balance del Sergas en el primer semestre del año mejora en más de tres días el de 2018

Resuelta la huelga en los PAC gracias al «diálogo permanente», el Servizo Galego de Saúde presumió ayer de balance histórico. El tiempo medio de espera quirúrgica global nunca había sido tan bajo como en el primer semestre de este año, cuando se situó en 56,4 días, según anunció este viernes en rueda de prensa el gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa. El dato, el mejor desde que existe un registro para consignarlo, reduce en 3,4 días la espera que debían afrontar los pacientes en el mismo período de 2018.

Una cifra, aquella, de 59,8 días, que ya era de por sí sobresaliente, al situarse por primera vez por debajo de la barrera psicológica de los dos meses. Desde la Xunta se destaca que esos 56,4 días consignados de media entre enero y junio del año en curso marcan un nuevo récord al tiempo que consolidan una tendencia. Basta tomar como arco temporal los últimos cinco años, en los que se fueron limando los plazos de espera en casi 30 días.

Números que se colocan mejor en contexto si se amplía el espectro al conjunto de España. El Gobierno autonómico puso en valor su condición puntera al recordar que, de acuerdo con los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, a 30 de junio de 2018, cifraban la espera media quirúrgica estatal por encima de los tres meses: 93 días;o lo que es lo mismo, 36,6 días más que en Galicia.

Otros indicadores refrendan que la Comunidad es una de las que menos hacen aguardar a los pacientes. En el caso de la espera para primeras consultas, hay un claro contraste con los 57 días en el Sistema Nacional de Salud, que suponen 19,2 más que en el Sergas, donde se situó, el pasado mes de junio, en 37,6 días. En el caso de las pruebas diagnósticas, el Sergas informó de que no ha habido cambios:la espera se mantiene en 59, 1 días, como en 2018, cuando ya mejoró sustancialmente, en 10 días, el dato de 2017.

Vías rápidas

De acuerdo con el balance presentado por Fernández-Campa, en el primer semestre de este año se beneficiaron de las conocidas como vías rápidas un total de 8.703 pacientes, que tuvieron que aguardar 5,9 días de media. Desde el servicio de salud gallego se recuerda que este procedimiento, orientado a procesos que requieren una intervención rápida, por la gravedad del enfermo, está implantado en todas las EOXIs para cáncer de mama, colon, pulmón, próstata, vejiga, cabeza y colon, melanoma y hematológico.

El Sergas mantiene su compromiso de atender las patologías más graves, las etiquetadas como de «prioridad 1», por debajo de los 30 días. Y de forma muy holgada. Entre enero y junio de este 2019 los pacientes en una situación de mayor premura por la naturaleza de sus dolencia esperaron, de media, 16 días.

En paralelo, casi 66.000 personas —en concreto, 65.883— se beneficiaron de la entrada en vigor de la Ley de Garantías, que garantiza la atención hospitalaria programada y no urgente en un máximo de 60 días para intervenciones quirúrgicas, 45 para consultas externas y el mismo plazo para primeras pruebas diagnósticas o terapéuticas. Respectivamente, se beneficiaron 16.548, 24.829 y 24.506 pacientes.

Según recogió Ep, Fernández-Campa aportó otros datos relevantes del período enero-junio de 2019. Las consultas de enfermedades se acercaron a los 2,9 millones (2.859.858). Dentro de las vías rápidas fueron atendidos 8.703 pacientes; los cánceres de mama y colon representaron más de la mitad (51%). Las pruebas realizadas ascendieron a 1.841.119, en torno a 190.000 más que en el mismo periodo de 2018; el grueso, 1.248.774, correspondió a radiología. En cirugía, las intervenciones se situaron en 112.319, 52.032 con ingreso y 60.287 ambulatorias; 95.468 fueron programadas y 16.851 se efectuaron de urgencia.