España

La cultura se adapta al toque de queda con nuevos horarios y entradas como salvoconducto

La cultura se adapta al toque de queda con nuevos horarios y entradas como salvoconducto

Auditori, Liceo y TNC, entre otros, adelantan horarios para ajustarse a la nueva normativa del estado de alarma

Así como durante el pasado mes de marzo la bandeja de entrada del correo electrónico se convirtió en un cementerio de actividades canceladas que, una a una, fueron cayendo en una suerte de perverso efecto dominó, el toque de queda decretado por la Generalitat ha forzado a programadores, salas y gestores culturales a reprogramar actividades marchas forzadas. Cualquier cosa con tal de mantener las puertas abiertas y capear un temporal que, entre aforos reducidos al 50% y actividades directamente vetadas, amenaza con convertir parte de la cultura, la que necesita de público constante y espacios algo más amplios que el salón de casa, en un yermo desértico.

La excepción cultural decretada por la Generalitat, esa hora de margen que el Procicat concede a quien asista a un espectáculo o montaje que termine a las 22.00 horas para que pueda regresar a casa a las 23.00 horas, es una ayuda, sí, pero, por si acaso, buena parte de las entidades que aún mantienen actividad cultural se han apresurado a adelantar horarios para evitar cancelaciones y sorpresas desagradables. Ayer mismo,por ejemplo, el Heliogabal tuvo que adelantar a toda prisa los horarios de la celebración de su 25 aniversario para poder ajustarse al nuevo escenario del toque de queda.

Este lunes, con las ideas algo más claras, la mayoría de agentes culturales han aprovechando para reordenar la programación y modificar los horarios. Así, el Gran Teatro del Liceo informa de que iniciará a las 19 horas cinco sesiones de la ópera «Don Giovanni», incluida la de este lunes, para finalizar así poco antes de las 22 horas. El espectáculo «Sis solos soles», previsto para el 1 de noviembre, traslada su función de las 20 a las 12 horas, manteniendo las sesiones de las 17 y las 18.30 horas.

El TNC, por su parte, ha modificado el horario de las funciones de los jueves, único día que se mantenía a las 20 horas, y lo ha avanzado a las 19 horas, con lo que de miércoles a sábado será a las 19 horas y los domingos a las 18 horas. También el Auditori avanzará a las 19 horas todos los conciertos que empezaban a las 20 horas y a las 20 horas los que estaban previstos para las 21 horas, mientras que el Festival de Jazz de Barcelona, que arranca este miércoles, adelanta a las 20 horas el horario a las 20 horas de los conciertos que se iniciaban a las 20.30 y las 21 horas, excepto el de María José Llergo este miércoles, que mantiene su horario original a las 20.30.

En cualquier caso, los promotores recuerdan que las entradas funcionan a modo de salvoconducto para poder justificar la presencia en la calle entre las 22.00 y las 23.00 horas. «Las actividades culturales, según las directrices de la Generalitat de Cataluña, pueden acabar a las 22:00, y los asistentes a los conciertos tienen una hora de margen (hasta las 23.00h) para volver a casa. Las entradas de este año tienen, pues, doble función: vivir la emoción de la música en directo, y demostrar que se está cumpliendo con la legalidad vigente», recuerdan.

Ver los comentarios