España

La crisis de Cs se cobra el primer cese en el Gobierno andaluz

La crisis de Cs se cobra el primer cese en el Gobierno andaluz

La crisis abierta en Ciudadanos tras la debacle electoral y la dimisión de Albert Rivera podría haberse cobrado su primera cabeza en el Gobierno andaluz.

Según ha podido confirmar EL MUNDO, la viceconsejera de Educación, Marta Escrivá, será relevada de su puesto, aunque no abandonará del todo el ejecutivo, pues será nombrada delegada provincial en Sevilla de la misma Consejería.

Este cambio de destino de que la fuera hasta ahora mano derecha del consejero, Javier Imbroda, se debe, según la versión oficial, a la necesidad de contar con un perfil más técnico en un área de enorme complejidad administrativa como es la educativa.

Pero no es posible entender el relevo obviando el mar de fondo que existe actualmente en Ciudadanos, con el partido en pleno proceso de renovación tras la marcha de Albert Rivera. Marta Escrivá es una persona de confianza del ex secretario de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías, que dimitió recientemente de su cargo aunque forma parte de la gestora creada para pilotar el partido hasta el congreso previsto en el mes de marzo, del que saldrá la nueva ejecutiva.

Algunas fuentes del partido consultadas por EL MUNDO apuntan a que el cese de Escrivá tiene que ver precisamente con ese proceso, dada la falta de sintonía política entre Hervías y el presidente de Ciudadanos en Andalucía y vicepresidente de la Junta, Juan Marín. En las últimas semanas se han publicado diversas informaciones que apuntan a una guerra abierta entre ambas familias dentro de Ciudadanos Andalucía y, de hecho, la dimisión de Hervías se enmarcó en una fuerte campaña de un sector de cargos y militantes en la comunidad autónoma contrario a la continuidad del secretario de Organización, dada la posibilidad, aún no descartada, de que Inés Arrimadas cuente con él en su candidatura.

Fuentes de la Consejería de Educación han confirmado a EL MUNDO el relevo de Escrivá, adelantado este jueves por Diario de Sevilla, pero descartan que tenga que ver con cuestiones de índole orgánico y apuntan a la necesidad de cubrir la marcha, por motivos personales, del delegado en Sevilla, Joaquín Pérez Blanes. Alegan, además, que se trata de una decisión tomada por Javier Imbroda, un alto cargo sin participación alguna en las batallas internas del partido, al menos hasta el momento.

En sustitución de Marta Escrivá, el consejero Imbroda ha decidido nombrar a María del Carmen Castillo, inspectora de Educación, y actual delegada provincial en Almería, un puesto al que accedió tras la marcha, pocas semanas después de ser nombrada, de Antonia Morales.