España

La Complutense duerme la investigación de la tesis del directivo plagiario de la Camilo José Cela

La Complutense duerme la investigación de la tesis del directivo plagiario de la Camilo José Cela

El rector, Joaquín Goyache, aseguró en octubre del año pasado que los resultados estarían listos en quince días

El pasado 11 de octubre, el rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Joaquín Goyache, manifestó que, tras las revelaciones de este diario, iba a poner en marcha una investigación sobre la tesis doctoral de José Luis Málaga, el directivo de la Universidad Camilo José Cela (UCJC) que les «coló» una tesis doctoral plagiada. Málaga calcó la tesis, de por sí copiada de fuentes como Wikipedia o «El Rincón del Vago», con la que la exdirectora general de Educación Concertada de la Comunidad de Madrid, Concepción Canoyra, se había doctorado en la UCJC. El rector, como respuesta, encargó un peritaje para esclarecer el caso y aseguró que los resultados estarían listos en diez o quince días. No obstante, ya han pasado tres meses y no hay noticias.

La investigación, pese a que ambas tesis son, salvo un pequeño apartado final, idénticas, no ha concluido todavía y así lo reconoce la UCM en un documento al que ha tenido acceso ABC después de solicitar esta información a través de Transparencia. «En relación a lo solicitado en los puntos 3 y 4, debe señalarse la imposibilidad de dar respuesta a tales requerimientos, puesto que no hay un dictamen final o conclusiones de un expediente que todavía no ha concluido», se justifica la Complutense en dicho escrito. Fuentes oficiales de la UCM han comunicado a ABC que, pese al retraso, la investigación sigue abierta y que informarán cuando concluya.

Justo antes de anunciar la investigación, Goyache reconoció que había solicitado a la UCJC la tesis de Canoyra, para que así los expertos pudieran compararla con la de Málaga. La primera se doctoró en la UCJC, universidad en la que por entonces (2012) era gerente. Málaga, que también era directivo en esa universidad, en el punto de mira desde que ABC publicara los plagios en la tesis del presidente Pedro Sánchez, la presentó en la Complutense cuatro años después, en 2016 y nadie se percató. Goyache se excusó diciendo que, aquel año, aunque ya existían herramientas antiplagio, no se empleaban en la universidad. Igualmente reconoció que en la época de estas tesis, y aprovechando un cambio normativo, hubo casos en los que se relajaron los controloes, algo que propició que se hicieron «chapuzas» académicas.

«Balones fuera»

El rector, para cubrirse las espaldas, subrayó que él no podría tomar ninguna medida contra el directivo de la UCJC y advirtió de que la potestad para retirar el título la tiene la Comunidad de Madrid. Con el nuevo Gobierno madrileño, que se reparten PP y Ciudadanos (Cs), las competencias sobre Universidades las tiene Cs, que escogió a Eduardo Sicilia como consejero, que envió una consulta al Consejo de Estado para saber, pese a la advertencia del rector de la Complutense, cuál era el margen de actuación que tenía la Consejería en este caso para tomar o no medidas. Pese a todo, la realidad es que el directivo plagiario de la UCJC sigue con su título de doctor.