España

La Champions repetirá el despliegue policial de la Copa Libertadores, el mayor de la historia

La Champions repetirá el despliegue policial de la Copa Libertadores, el mayor de la historia

Contará con unos 4.000 efectivos, tal y como acordaron en la reunión de coordinación presidida por la delegada del Gobierno

La final de la Champions League, que se celebrará en el estadio Wanda Metropolitano el próximo 1 de junio, tendrá un estreno de altura. Será la primera vez que el nuevo estadio del Atlético de Madrid acoja un partido internacional de la envergadura del que disputarán el Liverpool y Tottenham, no en vano se prevé la llegada de 100.000 hinchas ingleses.

Por ello, está previsto que se repita el mismo dispositivo de seguridad, integrado por unos cuatro mil efectivos, que se puso en marcha con motivo de la Copa Libertadores, que enfrentó al Boca Juniors y al River Play en el Santiago Bernabéu en diciembre pasado, según explicaron a ABC fuentes policiales. Entonces, se le consideró el mayor despliegue de la historia llevado a cabo en Madrid. Y todo, con el fin de asegurarse de que el partido discurra sin incidentes dentro y fuera del campo.

Así se acordó en la reunión de coordinación mantenida el pasado jueves, presidida por la delegada del Gobierno, María Paz García Vera, y a la que asistieron mandos de los Cuerpos de la Policía Nacional y Municipal, Emergencias, Ayuntamiento de Madrid y Transportes, entre otros.

En el encuentro se tuvo en cuenta el hecho de que el partido entre el Liverpool y el Tottenham está considerado de alto riesgo y que continúa el refuerzo del nivel 4 de alerta antiterrorista. Por ello, y a falta de concretar las cifras exactas, de repetirse el operativo de la Libertadores, de los 4.000 efectivos más de la mitad serán policías nacionales (2.054), la mayoría de fuera de la Comunidad de Madrid; 1.700, vigilantes de seguridad privada del club rojiblanco: 150, policías municipales y, el resto, efectivos del Samur, Cruz Roja, Protección Civil y Federación Española de Fútbol.

Controles de seguridad

Las aficiones de los dos equipos estarán separadas en el estadio para que no se produzcan altercados entre los temibles «hooligans» ingleses. Y las «fan zones», salvo imprevistos, estarán situadas en dos puntos distantes: la plaza de Colón y Goya.

Habrá tres anillos de seguridad entorno al Wanda Metropolitano. El primero, a unos 500 o 600 metros del estadio, lo formarán vehículos policiales que harán de barrera para evitar atentados o incidentes. En el segundo, a unos 100 o 200 metros, se realizarán cacheos selectivos por parte de la Policía y del personal de seguridad del club. En el tercero, la zona de acceso al estadio, los controles de los vigilantes, que revisarán las entradas, serán exhaustivos con el fin de evitar la introducción de objetos prohibidos por la Ley del Deporte, tales como palos o banderas que inciten al odio, que serán requisados. Por eso, se recomienda evitar llevar bolsos o mochilas.

El hecho de que el Wanda esté en un entorno menos urbanizado y alejado del centro facilitará a las Fuerzas de Seguridad la vigilancia y provocará menos afección al tráfico privado y al transporte público.

La Libertadores dejó unos 25 millones de euros de beneficios. La previsión es que la Champions lo supere.