España

La calima y el viento complican los incendios y paraliza el tráfico aéreo en Canarias

La calima y el viento complican los incendios y paraliza el tráfico aéreo en Canarias

Los fuertes vientos, las altas temperaturas y la falta de visibilidad a causa de la calima complican este domingo la lucha contra los incendios en Canarias y ha suspendido el tráfico aéreo en las islas.

El tráfico aéreo en las Islas Canarias quedó suspendido provisionalmente debido a un fenómeno de calima, viento con polvo en suspensión procedente del Sahara, anunciaron las autoridades de aviación.

"En estos momentos no hay operaciones de llegada de vuelos en ninguna isla de Canarias debido a la calima y al viento", señaló en Twitter Aena, la empresa pública que gestiona los aeropuertos.

Canarias es una de las principales zonas turísticas de España, con una importante afluencia de visitantes del norte de Europa en esta época del año, pero también españoles debido a los famosos carnavales que se celebran en las islas.

Además de la reducida visibilidad que causa la calima, en las islas se han registrado fuertes vientos, con un máximo en los 163 kilómetros por hora en las cumbres de la isla de Tenerife.

El empeoramiento de la meteorología en Canarias ha provocado que no se permita el tráfico aéreo hacia los aeropuertos del archipiélago y los aviones en ruta serán desviados a destinos alternativos, según Aena.

En estos momentos, el aeropuerto de Gran Canaria y el de Lanzarote no aceptan vuelos ni de llegada ni de salida debido a que las condiciones de calima y visibilidad no permiten operar.

Asimismo, los vuelos interinsulares han quedado suspendidos y tan sólo los vuelos que estaban cerca de las islas han podido aterrizar en Fuerteventura y Tenerife Sur.

Desde Aena se ruega a los pasajeros que no acudan a los aeropuertos hasta que confirmen el estado de su vuelo con la aerolínea, pues en estos momentos no hay operaciones de llegada en ninguna isla debido a la calima y al viento.

Una céntrica calle de Tenerife.
Una céntrica calle de Tenerife.LUIGI BENEDICTO BORGES

Primero ha sido el aeropuerto de Gran Canaria el que ha dejado de operar mientras que sí lo hacían con cierta normalidad el de Lanzarote y el de Fuerteventura, pero según han ido transcurriendo las horas han cesado su actividad. El tráfico aéreo que se dirigía a éstos está siendo desviado a otros aeródromos como los marroquíes, en los que se podrá aterrizar con seguridad.

Vientos de hasta 163 kilómetros hora

La Agencia Estatal de Meteorología ha registrado vientos de hasta 163 kilómetros por hora en la montaña de Izaña y de 105 kilómetros en La Victoria de Acentejo, rachas que se mantendrán hasta las 22:00 horas de hoy.

El Cabildo de Tenerife informa de que la AEMET mantiene la predicción de fuertes rachas de entre 70 y 110 kilómetros hora hasta las 22:00 horas de hoy y a partir de ese momento solo se registraran en la cumbre de la isla.

El fenómeno de la calima ya afectó ayer a los tres principales aeropuertos canarios (los dos de Tenerife y el de Gran Canaria), que estuvieron cerrados brevemente, lo que afectó a unos 230 vuelos.