España

Kutxabank cierra el tercer trimestre con 160 millones de beneficios, un 40,1% por ciento menos, pero destina 277 millones a dotaciones

Kutxabank cierra el tercer trimestre con 160 millones de beneficios, un 40,1% por ciento menos, pero destina 277 millones a dotaciones

El Grupo Kutxabank ha obtenido al final del tercer trimestre de 2020 un beneficio neto de 160 millones de euros. Esto supone un 40,1% menos que en el mismo periodo de 2019, pero en los nueve primeros meses del año, el grupo ha destinado a dotaciones 277,4 millones de euros, 146 millones más que en el mismo periodo en 2019 para estar cubierto ante el "escenario de incertidumbre generado por la pandemia".

Según ha comunicado la entidad, el entorno del negocio bancario continúa condicionado por las "consecuencias de la crisis sanitaria, que ha supuesto un desplome sin precedentes en términos de PIB y de tasas de empleo. El alto nivel de volatilidad y la inestabilidad impactan fuertemente en los mercados financieros, mientras que los tipos de interés continúan cayendo, con una previsión negativa prolongada en el tiempo".

En este contexto adverso, Kutxabank señala que "ha confirmado la tendencia hacia la recuperación que se vislumbraba en la actividad bancaria" una vez iniciada la desescalada.

En este sentido, indican que la comercialización de los principales productos bancarios ha registrado en este último trimestre una "clara evolución positiva, histórica en determinados epígrafes, superando las buenas perspectivas que manejaba Kutxabank".

Entre esto epígrafes de evolución positiva se encuentran los préstamos hipotecarios, en los que Kutxabank ha fijado un "récord trimestral" al destinar a esta partida un total de 1.015 millones de euros, lo que supone un incremento del 39,6% sobre el mismo trimestre del año pasado. Además, en el mes de julio superó la cifra mensual histórica alcanzada en mayo de 2019. Estos datos sitúan la evolución de esta rúbrica en consonancia con los objetivos pre-Covid fijados por la entidad al inicio del ejercicio.

También destaca la "evolución trimestral de los préstamos al consumo", que se han incrementado casi el 3% frente al mismo periodo en 2019, mientras que los ingresos derivados de la venta de seguros han crecido un 4%.

La inversión crediticia productiva ha sido otro de los epígrafes que ha registrado un importante avance interanual del 4,5%, impulsado por la banca corporativa e institucional.

En los primeros nueve meses de 2020, el área de empresas ha incrementado un 40% la financiación a largo plazo, principalmente al amparo de los más de 600 millones de euros concedidos dentro de las líneas de Elkargi e ICO. De forma adicional, para atender sus necesidades en este complejo contexto.

Con estos datos, Kutxabank considera que cuenta con una "situación de partida, capacidades y un modelo de gestión robustos para hacer frente a las potenciales consecuencias de la crisis sanitaria".

Además, ha desarrollado estrategias de acción específicas, adaptadas a los diferentes segmentos, grupos y sectores, actualizando las políticas y los procesos de riesgos para mitigar el impacto de la crisis.

Destaca la entidad financiera que su cartera cuenta con "uno de los índices más bajos de exposición a moratorias, concretamente un 50% inferior a la media del sector financiero". En relación con el saldo vivo al cierre del trimestre, el volumen de moratorias sólo representa un 1,7% sobre el total de la cartera.

A su vez, continúa mejorando el coeficiente de solvencia total del Grupo y la ratio Core Tier I, que se consolidan en lo alto del sector financiero español, con un 17,5%.

Por otra parte, mejora de forma continua de su tasa de morosidad, que se ha fijado en el 2,5% al final del tercer trimestre. Se trata de uno de los índices más reducidos, tras mejorar 45 puntos básicos desde el inicio de 2020. Todo ello confirma el nivel de su calidad crediticia, que se sitúa por encima de la media del sector financiero.