España

Intentan quemar una furgoneta de la Guardia Urbana de Barcelona con dos agentes dentro

Intentan quemar una furgoneta de la Guardia Urbana de Barcelona con dos agentes dentro

Destrozan varios cajeros automáticos y asaltan un hotel en una nueva jornada de incidentes tras una manifestación contra el encarcelamiento de Pablo Hasel

Una nueva jornada de protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel (condenado por enaltecimiento del terrorismo) se ha convertido en un festín de vandalismo y violencia callejera en Barcelona, donde incluso se ha intentado incendiar una furgoneta de la Guardia Urbana de Barcelona con dos agentes dentro. En la capital catalana, medio millar de personas se ha congregado en la céntrica plaza Universidad, desde allí (poco después de las 19.00 horas), han iniciado un errático recorrido por las calles del centro de la ciudad cortando calles, asaltando oficinas bancarias y sembrando el caos a su paso.

En La Rambla los manifestantes han arremetido contra los cajeros de varias entidades bancarias, a las que se ha intentado prender fuego. En esta arteria barcelonesa, los Mossos d'Esquadra han hecho sus primeros avisos anunciando una actuación inminente, que han tenido que acelerar cuando los radicales (pasadas las 20.00 horas) han atacado he intentado quemar una furgoneta de la Guardia Urbana (con dos agentes dentro, que han salido rápidamente) estacionada al lado de la comisaría de la policía local.

Tras el lanzamiento de petardos, uno de los manifestantes ha echado líquido inflamamble contra el furgón, que ha prendido en uno de sus laterales. Mientras los agentes salían del interior, algunos manifestantes han aplaudido y uno ha gritado: 'Hijo de puta. Va, sal corriendo, cabrón'.

La manifestación se ha dispersado por el centro de la ciudad convirtiendo la marcha en un enjambre de grupúsculos violentos y excitados sembrando el caos por distintos puntos de la ciudad. Los manifestantes han vuelto a protagonizar intentos de asalto a tiendas y algunos saqueos. Con todo la gran novedad de esta noche es que el fuego ha saltado de los contenedores -mucho más respetados que en anteriores ocasiones- y ha tomado directamente oficinas bancarias y hasta un hotel en la Rambla Cataluña. Se han roto las cristaleras de la entrada y se ha generado un fuego que los responsables del establecimiento (un NH) han logrado apagar.

La marcha, convocada por los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR), Arran y la CUP, ha transcurrido de forma más o menos tranquila hasta que ha llegado al final de La Rambla. Allí, los concentrados, en su mayoría personas muy jóvenes y algunos encapuchados, han preparado las primeras barricadas, han puesto música y se han subido para bailar encima de algunos contenedores. "Rabia, rabia, rabia", "Pim, pam, pum, que no en quedi ni un" ("pim, pam, pum, que no quede ni uno", en referencia a los agentes de policía) o "Volem el que es nostre, aigua, llum i sostre" ("queremos lo que es nuestro, agua, luz y techo") han sido algunas de las consignas coreadas este sábado.

A las 22.00 horas, los Mossos d'Esquadra habían informado de que se habían practicado diez detenciones en Barcelona. La policía autonómica catalana ha señalado, también, que se han producido incidentes en otras ciudades de Cataluña en distintas manifestaciones por Hasel. Coincidiendo con el toque de queda, en Barcelona los manifestantes se habían dispersado y la concentración se daba por disuelta.

Ver los comentarios