España

Independentistas boicotean un acto de Societat Civil y queman ejemplares de la Constitución

Independentistas boicotean un acto de Societat Civil y queman ejemplares de la Constitución

La presencia de los constitucionalistas no ha sido del agrado de las diferentes entidades independentistas de Gerona las cuales han organizado una contramanifestación que desde primera hora de la mañana ha recorrido las calles adyacentes a la plaza 1 de Octubre -anteriormente llamada plaza de la Constitución y hoy blindada por un cordón policial-, con pancartas en las que podía leerse Girona Antifascista o El fascismo avanza si no se le combate.

Alrededor del mediodía los contramanifestantes, unos 150, han alcanzado la plaza donde Societat Civil Catalana (SCC) había convocado a sus partidarios en este 41º aniversario de la Carta Magna y han intentado romper la línea policial de los Mossos lanzándoles huevos, y provocando una primera carga de la policía catalana que ha conseguido dispersar a los radicales.

Posteriormente, estos han quemado un ejemplar de la Constitución y han arrancado mobiliario urbano con el objetivo de hacer una barricada e impedir el paso de las fuerzas del orden por el casco antiguo de la ciudad. La iniciativa no obstante, ha sido recriminada por algunos vecinos.

Paralelamente el acto de SCC, que ha contado con la presencia de unas cincuenta personas, entre ellas simpatizantes y representantes gerundenses de Vox y del PP, se ha desarrollado sin incidentes.

Durante el mismo han intervenido el presidente de SCC, Fernando Sánchez Costa, y la periodista Anna Grau, los cuales han puesto en relieve la importancia de la Constitución para "la convivencia, la libertad, y la democracia de nuestra sociedad".

Finalmente el acto ha culminado con el himno nacional de España y los aplausos de los asistentes los cuales han ondeado las numerosas rojigualdas que portaban entre aplausos, sin que se hayan repetido los violentos enfrentamientos ocurridos el pasado año en Gerona, cuando un acto convocado por el colectivo Borbonia para conmemorar el 40º aniversario de la Constitución acabó con un detenido y 20 personas heridas, 15 de ellos Mossos d'Esquadra.

"Agradecemos a los Mossos que nos hayan protegido frente a los independentistas violentos que pretendían echarnos de Girona por la fuerza. Jamás dejaremos de defender la democracia y la convivencia en todos los rincones de Cataluña", ha twitteado SCC una vez ha finalizado el acto.

Por su parte, los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) han quemado esta mañana ejemplares de la Constitución española ante la Delegación del Gobierno, donde se han manifestado unos 200 independentistas radicales, en una convocatoria de Pícnic per la República contra la festividad de la Carta Magna.

Durante la concentración, que ha empezado al mediodía, los manifestantes han quemado fotocopias del preámbulo de la Constitución a la vez que coreaban consignas contra la Carta Magna y a favor de la independencia de Cataluña.

A través de un mensaje en Twitter han justificado su acción, en línea con las consignas que han coreado durante su protesta.

"La Constitución, exilio y prisión" o "esta Constitución no nos representa", han sido algunas de las consignas más coreadas por los manifestantes, que también han pedido la libertad de los políticos independentistas presos y de los que están en el extranjero, a los que han enumerado uno a uno, mientras gritaban "libertad", recoge Efe.

En el acto, en el que se ha quemado también una bandera española, se ha pedido, además, la libertad de los integrantes de los CDR encarcelados y que se anulen los cargos contra el rapero Valtònyc, huido a Bélgica.

También han coreado cantos contra el PSOE, la justicia y el Estado español y han cantado Els Segadors y L'estaca.

Durante la concentración se han encendido velas alrededor de los fuegos donde quemaban los ejemplares de la Constitución y han pintado Crema L'Estat (Quema al Estado) y lazos amarillos.

El acto, que se ha realizado en las confluencias de las calles Mallorca y Roger de Llúria ante un cordón de los Mossos, ha transcurrido con normalidad y, tras comer 'coca' y beber café, la mayoría de los manifestantes ha acabado la acción en la calle Aragón.

Sin embargo, un grupo de unos 50 ha continuado la protesta hasta que los Mossos les ha cortado el paso en las calles Caspe y Ausiàs March.