España

Inaugurada la nueva estación de autobuses de Bilbao como "pieza clave" en la conectividad del futuro

Inaugurada la nueva estación de autobuses de Bilbao como

"La espera ha merecido la pena", ha asegurado hoy el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, en la inauguración oficial de la nueva estación de autobuses de Bilbao, que empezará a funcionar como tal el próximo viernes. El Ayuntamiento quiere que esta tarde y mañana jueves los vecinos disfruten de las nuevas instalaciones en unas jornadas de puertas abiertas para compensar "las molestias de las obras" que han durado dos largos años y medio y que han soportado con "paciencia" ha dicho el alcalde.

"Ya es es una realidad", ha señalado Aburto y una vuelta por la nueva estación puede servir para olvidarse de esos años de molestias, porque bajo el suelo la nueva infraestructura se erige como "pieza clave" en la conectividad de la ciudad "para el presente y, sin duda, para el futuro", ha destacado el alcalde con la mirada puesta en la llegada del la Alta Velocidad a Bilbao, cuya entrada en la capital también se soterrará.

"Intermodal, soterrada, segura y moderna", es como ha definido el alcalde la nueva estación: Intermodal porque en ella confluirá el transporte público por carretera, Bizkaibus y Bilbobus, cercanías de Renfe y Metro y Tranvía, además de las paradas de taxi y el servicio municipal de bicis, facilitando al viajero sus desplazamientos por la ciudad.

El hecho de que esté soterrada permitirá contar con una nueva plaza de 7.500 metros cuadrados, aunque para que esté completamente operativo este nuevo espacio deberán pasar todavía varios meses ya que las obras del Hotel y de la residencia de estudiantes continúan.

Bajo esa nueva plaza la estación cuenta con cuatro plantas bajo rasante, 30 dársenas y más de 500 plazas de aparcamiento.

En ella operarán 25 empresas de transporte estatal e internacional que ofrecerán servicio a más de 19.000 personas al día -Bizkaibus también operará desde la intermodal- con lo que se calcula que pasen por la infraestructura más de 7 millones de personas al año, por encima de los usuarios del aeropuerto.

Este ambicioso proyecto, que demuestra, ha dicho el alcalde, que "en Bilbao no sólo soñamos sino que hacemos realidad muchos de nuestros sueños", tiene además la virtualidad de que "se ha ejecutado sin que el Ayuntamiento desembolse un sólo euro de sus arcas", ha recordado Aburto.

Esto es así porque la empresa adjudicataria del proyecto, Amenabar, recibió una parcela en especia y tiene la concesión de la explotación de la intermodal y del aparcamiento durante 40 años, periodo tras el que la concesión volverá al consistorio.

El funcionamiento de la BilbaoIntermodal, cambia respecto a la estación anterior. A la segunda planta, donde se encuentra la sala de espera y las dársenas de los autobuses no se podrá acceder sin billete, ya que debe pasarse antes por la canceladora, y sólo 15 minutos antes de que arranque el autobús.