España

Iglesias pasa de pedir negociaciones públicas a reunirse bajo el máximo secretismo

Iglesias pasa de pedir negociaciones públicas a reunirse bajo el máximo secretismo

En 2016 el líder de Podemos pedía «luz y taquígrafos», mientras que ahora reclama discreción en los encuentros

En el año 2016, con Podemos casi recién llegado a las instituciones, Pablo Iglesias sorprendió exigiendo reuniones públicas para llevar a cabo los pactos postelectorales. Tras las elecciones de junio de ese año, llegó a comparecer para decir que «los ciudadanos merecen vernos dialogar» y pidió «máxima transparencia» en lo que se refiere a las conversaciones entre partidos. Algo que a día de hoy el partido morado parece haber olvidado.

Sus políticas «regeneradoras» incidían mucho en este punto: «Hay que acabar con el secretismo a la hora de hacer política, con las reuniones en los reservados de los restaurantes. Con las reuniones en despachos en los que parece que decisiones fundamentales se toman al margen de los ciudadanos». Desde Podemos se llegó incluso a poner sobre la mesa el retransmitir estos encuentros por televisión, algo que nunca llegó a ocurrir.

Tres años después, el líder podemita ya no pide reuniones «con luz y taquígrafos». Todo lo contrario. El pasado lunes, Sánchez e Iglesias se reunieron en Moncloa bajo el máximo secretismo. El encuentro no figuraba en las agendas públicas de ninguno de los dos políticos y, en consecuencia, no se hizo ningún tipo de declaración a los medios.

En dicha cita, los líderes tenían el objetivo de hablar sobre la investidura de Sánchez –que tendrá lugar en las próximas semanas– y avanzar en el «gobierno de cooperación» que ya propusieron ambas formaciones. Según varias fuentes, en la reunión no se trataron planes concretos sino simplemente «intercambios genéricos» para avanzar en esa idea de cooperar.

Desde Podemos, han evitado hacer referencia a esta cita encubierta, pero piden comprensión ante la discreción de estos encuentros porque es «necesaria para poder trabajar». ¿Qué ha cambiado en estos tres años para pasar de pedir luz en las negociaciones a hacerlas desde la sombra?