España

Granados niega el sobre a Aguirre con 60.000 euros y pide un careo con Bárcenas

Granados niega el sobre a Aguirre con 60.000 euros y pide un careo con Bárcenas

Afirma que todo lo declarado por el extesorero en Púnica es falso, carece de pruebas y estaría o no tipificado o prescrito

La defensa de quien fue número dos de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, ha presentado un escrito ante el juez que investiga la trama Púnica en el que califica de falso todo lo declarado en este asunto por el extesorero del PP Luis Bárcenas la semana pasada e insta la celebración de un careo para poner de manifiesto sus contradicciones.

El escrito, al que tuvo acceso ABC, se refiere a la comparecencia de Bárcenas como testigo en la pieza de Púnica relativa a la supuesta financiación irregular del PP regional. Según declaró, él personalmente llevó a Aguirre un sobre con 60.000 euros en efectivo que acababa de donar un constructor para la campaña electoral, si bien no supo concretar si se trataba de 2007 (autonómicas) o 2008 (europeas). La entrega se habría producido en el despacho de la entonces presidenta y en presencia del fallecido tesorero Álvaro Lapuerta y el propio Granados.

La defensa de este último, tras recalcar que «de las manifestaciones efectuadas por Bárcenas ha de concluirse que no dispone de ningún medio de prueba» que las sustenten, incide además en lo contradictorio de situar a Granados en ese contexto cuando en esas fechas, no era responsable de las campañas. Asume además que el extesorero debía referirse a las elecciones de 2007, dado que Aguirre no concurrió a las europeas de 2008.

Con este punto de partida, añade que «las conductas a las que Bárcenas hace referencia en su declaración, sin perjuicio de que son manifiestamente falsas e inciertas, no eran susceptibles de régimen sancionador alguno, ni penal ni de otra índole, por ser anteriores al establecimiento tanto del régimen sancionador» previsto en la Ley de Partidos, que es de julio de 2007 o de su incorporación en el Código Penal y aunque sí estuviesen contempladas, habrían prescrito.

«Chismorreo y bombo»

La defensa de Granados recuerda que han pasado 14 años desde que se habrían cometido los hechos de los que ahora habla Bárcenas y Púnica lleva abierta desde 2014, habiendo supuesto tres años de prisión preventiva para su cliente, y ahora, se le ubica en ese despacho con Aguirre presenciando la recepción de los mencionados 60.000 euros, sin pruebas ni trascendencia, dice, para la causa.

«La declaración prestada por Bárcenas solo ha contribuido al chismorreo y bombo mediático y a las elucubraciones políticas las cuales, no solo no aportan absolutamente nada al presente procedimiento sino que perjudican gravemente a la tramitación del mismo e, incluso, que pueda seguir depurándose con la imparcialidad que, no dudamos ostenta el Instructor, pero que, en definitiva, sí que se ve contaminado con el sinfín de artillería mediática existente y, todo ello, en detrimento de todos y cada uno de los investigados», señala.

Considera que en todo caso y en aras de «aclarar con carácter inmediato los motivos que llevaron a Bárcenas a declarar en calidad de testigo hablando de absolutas generalidades y sobre procedimientos que no forman parte de Púnica» procede acordar un careo con Granados «con el fin de despejar cualquier duda en cuanto a las referencias que se hicieron» a su presencia en el despacho de Aguirre.

Ver los comentarios