España

Gorrín, señalado por blanquear en España nueve millones de Pdvsa

Gorrín, señalado por blanquear en España nueve millones de Pdvsa

El propietario de la venezolana Globovisión adquirió dos inmuebles de lujo con cuentas en Suiza y sociedades radicadas en paraísos fiscales

El empresario de la comunicación venezolano Raúl Gorrín compró dos pisos de lujo a tocateja en el exclusivo barrio madrileño de Retiro utilizando sociedades radicadas en paraísos fiscales con cuentas bancarias en Suiza, según un informe de la UDEF al que ha tenido acceso ABC y que sitúa esta operación, de más de 9 milones de euros, como de blanqueo de capitales que habría obtenido de forma ilícita de la petrolera estatal venezolana Pdvsa.

Este abogado propietario de Globovisión estaba citado este miércoles como imputado en el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, pero su defensa solicitó una videoconferencia porque Estados Unidos le reclama y podría ser detenido si sale de Venezuela. Anticorrupción se opone, pero será la juez María Tardón quien decida.

En EE.UU., se le imputa ser el primer destinatario de 600 millones de dólares procedentes de Pdvsa obtenidos a través de «fraudes» en préstamos a la petrolera en bolívares que se devolvían en dólares y «sobornos» al entonces tesorero nacional de Venezuela, Alejandro Andrade, condenado a 10 años de cárcel y actualmente en una prisión norteamericana tras confesar las mordidas.

El trabajo policial expone que Gorrín compró los dos pisos de lujo en el mismo edificio de la calle Alfonso XII el mismo día, ante el mismo notario y al mismo vendedor utilizando otras dos empresas para diluir el origen del dinero. La primera vivienda, un dúplex, costó más de 6,3 millones de euros que pagó en dos tramos -antes y después de escriturar- mediante Riego Holdings. Los dos primeros millones salieron de Compagnie Bancaire Helvetique (CBH), en Suiza y de una cuenta a nombre de una sociedad con sede en San Vicente y Granadinas, paraíso fiscal. Los cuatro millones restantes procedieron de la cuenta de otra sociedad, esta vez panameña, en el banco privado suizo Julius Baer, ya sancionado, precisamente, por el blanqueo de fondos de Pdvsa.

Por el segundo pagó algo más de 2,8 millones de euros a través de la sociedad de su cuñado, Guado Holdings, y con el mismo esquema: una parte del CBH y el grueso, de Julius Baer con la sociedad panameña, denominada Maylen Properties. En el camino, llegaron a España 897.764 euros «desconociéndose la finalidad para la cual fueron ingresados».

Para la UDEF, hay «evidentes indicios de blanqueo» en estas operaciones, tanto por los ilícitos penales que se le atribuyen en EEUU como por el hecho de que se sirvió de sociedades en paraísos fiscales y esquemas complejos no justificados sin que esté claro el origen de los fondos. Mientras, los inmuebles están bajo embargo por orden judicial.