España

González Laya, sobre el papel de Zapatero en Venezuela: «Respeto su labor»

González Laya, sobre el papel de Zapatero en Venezuela: «Respeto su labor»

La ministra de Asuntos Exteriores reconoce que, cuando Delcy Rodríguez llegó al aeropuerto de Barajas, ella estaba en Bruselas

La ministra de Asuntos Exteriores ha asegurado hoy que de Venezuela, aunque la vicepresidenta Carmen Calvo diga que no le interesa a nadie, habla mucho. De hecho, mucho más en España que en foros más allá de nuestras fronteras. «Si en España paso el 80% de mi tiempo respondiendo a cuestiones de Venezuela, en el resto del mundo no paso más de ocho minutos», ha cuantificado Arancha Gónzalez Laya que, en su primera comparecencia ante la comisión de Exteriores del Congreso y para que no se le estropearan los cálculos, también ha tenido tiempo para, entre otros temas, rendir cuentas sobre la política del Gobierno en relación a la crisis venezolana.

En su discurso inicial, de 25 páginas, la palabra «Venezuela» sólo estaba escrita dos veces. Las preguntas de los representantes de otros partidos han obligado a la ministra, eso sí, a pronunciarla unas cuantas veces más. En una de ellas, González Laya ha sido cuestionada por la labor de José Luis Rodriguez Zapatero en el país latinoamericano. Marta Martín, portavoz de Ciudadanos en la comisión, le ha preguntado si desde el Ministerio se ha «comisionado» alguna encomienda al expresidente. «No ha recibido ni un mandato mío ni de mi Ministerio. Respeto su labor de ciudadano comprometido», ha contestado la ministra.

González Laya, como máxima responsable de la política internacional de España, también ha tenido que explicar por qué no fue ella quien atajara la crisis diplomática que, según las versiones gubernamentales, tuvo que apaciguar el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en su encuentro con la dirigente bolivariana Delcy Rodríguez en el aeropuerto de Barajas: «Para que no quede ninguna duda. Esta ministra no tiene el don de la ubicuidad. Esta ministra estaba en Bruselas». Mientras tanto, Rodríguez, que tiene prohibido entrar en territorio europeo, mantuvo una reunión con Ábalos en las dependencias de la terminal ejecutiva del aeropuerto.

Este hecho, como le ha recordado a la ministra la diputada del PP, Valentina Martínez Ferro, ha contribuido a comprometer la posición de España en el plano internacional. «Hemos sentido en estos meses una enorme debilidad en política exterior», lamentó la portavoz popular, que también ha criticado que escándalos como este o «el extraño caso de Bolivia hayan enturbiado el oficio de muchos servidores públicos pertenecientes a las fuerzas de seguridad y al personal diplomático».

«Sin megáfono»

«No hay ninguna repercusión negativa de la imagen de España», ha respondido la ministra, que también ha defendido que trabaja «mucho» para lograr que un acuerdo entre «las partes» en Venezuela desemboque en la celebración de unas elecciones libres. «Pero no lo hago con un megáfono, lo hago discretamente», ha puntualizado González Laya.

Sea como fuer, el general Alberto Asarta, portavoz de Vox y que también se estrenaba hoy, le ha dado dos consejos a la ministra. «Le sugiero que cuide las formas», ha dicho primero para después remarcarle a González Laya que «no hiera las sensibilidades» de un aliado como Estados Unidos.