España

Gestamp se recupera en tercer trimestre pero pierde 92 millones hasta septiembre

Gestamp se recupera en tercer trimestre pero pierde 92 millones hasta septiembre

El grupo Gestamp perdió 92 millones de euros en los tres primeros trimestres, frente al beneficio de 128 millones del mismo periodo del año pasado, aunque en el tercer trimestre ganó 28 millones, la misma cifra que en 2019.

En el tercer trimestre Gestamp tuvo un "sólido" resultado al repetir el beneficio del mismo periodo de 2019 pero aumentó la facturación un 5,3 %, al llegar a 2.038 millones de euros, según ha comunicado la empresa.

El resultado bruto de explotación, Ebitda, creció un 10,8% a tipo de cambio constante frente al tercer trimestre de 2019, más que la facturación, por el "estricto control de costes y la ejecución del Plan de Transformación anunciado en julio que ha aumentado la rentabilidad".

"Los esfuerzos se han centrado en la consolidación de las reducciones de los gastos laborales y operativos en todo el grupo" ha señalado Gestamp, que anunció en septiembre el cierre en Bizkaia de la empresa Matricerías Deusto y la ingeniería de troqueles GTS, que suman 231 empleados.

Gestamp ha reducido sus inversiones en el tercer trimestre un 36%, han quedado en 110 millones de euros (excluyendo la norma NIIF 16), y ha rebajado su deuda neta en 303 millones (de 2.348 a 2.652 millones)

Los resultados de los nueve primeros meses se han visto afectados por el segundo trimestre de 2020 y el impacto del Covid-19.

Los ingresos disminuyeron un 19,5% a tipo de cambio constante (mejora el descenso del 30,8 % del primer semestre) y el Ebitda disminuyó un 36,8% a tipo de cambio constante (el -58,2 % en el primer semestre). La rentabilidad del margen de EBITDA ha aumentado hasta el 9,1% en los primeros nueve meses, frente al 7,1% en el primer semestre de 2020.

"Los resultados de Gestamp en el tercer trimestre han sido sólidos, con un aumento del Ebitda y una fuerte generación de flujo de caja, a pesar de que las condiciones del mercado siguen siendo difíciles. El Grupo ha conseguido aumentar su rentabilidad hasta niveles superiores a 2019 y ha reducido su deuda neta de forma significativa hasta niveles cercanos al cuarto trimestre de 2019", ha declarado Francisco Riberas, presidente ejecutivo de Gestamp.

Riberas ha confiado en los resultados que dará la estrategia de Gestamp gracias a su "excelente posicionamiento tecnológico para los vehículos eléctricos".

Estos no resultados no modifcan su intención de cerrar Matricerías Deusto y GTS, ambas en Zamudio.

Precisamente los sindicatos ELA y LAB han acusado a la dirección de Gestamp y a la Ertzaintza de "impedir" llevar a cabo la actividad sindical de los trabajadores al "no permitir" la entrada de algunos representantes de la parte social a la reunión de la mesa negociadora con la empresa convocada esta mañana en Bilbao.

Según han explicado en una nota, este jueves estaba prevista en el Hotel Barceló Nervión de Bilbao la cuarta reunión de la mesa negociadora relacionada con el cierre anunciado de Matricerías Deusto y GTS y el despido de sus casi 230 empleados.

Los sindicatos han señalado que cuando la parte social integrada por los delegados de Matricería Deusto y los asesores sindicales de LAB y ELA han ido a entrar a la reunión, agentes de la Ertzaintza, "invitada por Gestamp al hotel", y "valiéndose de un listado de nombres" facilitado por la empresa "no han permitido entrar a las personas de la parte social que no aparecían en la lista, siendo éstos delegados o asesores de los sindicatos".

Las personas a las que se le ha permitido entrar al hotel donde se debía realizar la reunión, "han expuesto ante la empresa la mala fe negociadora por parte de la misma y la imposibilidad de llevar a cabo una reunión dentro del periodo de consultas teniendo en cuenta la imposibilidad de participar de todas las personas de la parte social".

Los representantes sindicales han salido para intentar que sus compañeros pudieran participar en la reunión, que finalmente no se ha celebrado, pero los agentes, según los sindicatos, no lo han permitido y "han empezado a golpear a la representación sindical y posteriormente al resto de la plantilla que estaba concentrada enfrente del hotel".

Sin embargo, fuentes del departamento de Seguridad han señalado que la incidencia que consta en relación a la concentración ante el hotel de unas 150 personas, que han lanzado huevos contra la fachada del hotel, es la actuación de una de ellas cuando ha intentado romper el cordón policial. La Ertzaintza ha identificado a esa persona y le ha interpuesto dos denuncias por vulnerar la ley de seguridad ciudadana.