España

Galicia se prepara para votar en plena pandemia: las personas vulnerables estarán exentas de integrar las mesas electorales

Galicia se prepara para votar en plena pandemia: las personas vulnerables estarán exentas de integrar las mesas electorales

El gobierno gallego se prepara para la situación excepcional que supondrá el próximo 12 de julio celebrar elecciones autonómicas en medio de una pandemia y, con el objetivo de que la jornada electoral se desarrolle con las máximas garantías sanitarias, acaba de elaborar un protocolo de medidas preventivas que incluye, entre otras cuestiones, una recomendación dirigida a las personas que pertenecen a grupos especialmente vulnerables al coronavirus para que eviten formar parte de las mesas electorales.

Así, a los miembros que sean llamados para la mesa que tengan más de 65 años o pertenezcan a grupos especialmente vulnerables les aconsejan que aleguen estas circunstancias ante la junta electoral correspondiente a la mayor brevedad posible, en el plazo previsto de siete días después de que sean notificados.

El protocolo contempla medidas para esas personas que resulten seleccionadas como miembros de una mesa electoral y también para los votantes. La mascarilla será obligatoria para todos y también higienizar las manos con gel hidroalcohólico.

En el caso de los votantes, tendrán que higienizar las manos antes de entregar su voto y su documento de identidad y tendrán un dispositivo, similar a una bandeja, donde podrán depositar la identificación sin que sea manipulado por los miembros de la mesa. Aquellos que no lleven mascarilla de casa tendrán una a su disposición a la entrada del colegio electoral y se recomienda que, en la medida del posible, lleven el voto ya preparado para evitar los máximos contactos posibles.

A los miembros de la mesa se les facilitará una pantalla facial y cuatro mascarillas a cada uno, para cumplir con la necesaria renovación cada cuatro horas, y tendrán a su disposición productos de higiene para que puedan usarlos a lo largo de la jornada.

Las medidas serán de obligado cumplimiento por todos los ciudadanos y se aconseja siempre mantener la distancia de seguridad de dos metros. Para facilitar el cumplimiento de estas recomendaciones, se organizará la entrada de los votantes, priorizando a los mayores de 65 años y personas con discapacidad y se establecerán flujos de circulación y circuitos separados de entrada y salida cuando sea posible.

Los locales deberán ser correctamente ventilados y se intensificarán las actuaciones de limpieza y desinfección antes y durante la jornada electoral. El propio 12 de julio deberán limpiarse al menos 3 o 4 veces, cuando lo autoricen los presidentes de las mesas.

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y el consejero de Sanidad, Jesús Vázquez Almuíña, dieron a conocer este miércoles los detalles de este protocolo supervisado por Salud Pública y que recibió el visto bueno del comité clínico creado por la Xunta para abordar la pandemia del coronavirus.

Fomentar el voto por correo

Además de todas estas medidas, la Xunta cree fundamental fomentar el voto por correo y, dentro de este protocolo propone tomar medidas para facilitarlo. Entre otras acciones, recomienda ampliar el plazo del voto por correo hasta dos días antes de las elecciones o establecer un protocolo similar al que se emplea en centros penitenciarios para facilitar el voto de las personas que residen en centros de mayores y para colectivos especiales como los mayores de 65 años o personas vulnerables.

La propuesta de la Xunta es que los funcionarios de Correos se desplacen a esos centros y, para garantizar el voto de las personas con síntomas o en aislamiento, también solicita implantar un sistema de videoconferencia, legalmente válido, que permita autorizar la solicitud de voto por correo a otras personas.

El responsable gallego de Sanidad insistió en que todos los datos que maneja su departamento apuntan a que "julio va a ser un momento tranquilo para realizar una votación en condiciones adecuadas", pero que, en todo caso, se ha elaborado ese protocolo para ir "más allá" y que la jornada electoral se desarrolle con las garantías sanitarias máximas. El vicepresidente gallego señaló que su premisa fundamental es que se vote con total tranquilidad y anunció que un equipo de más de 130 coordinadores supervisará los locales electorales para que se cumplan las medidas sanitarias establecidas en el protocolo.