España

Galicia lamenta que los test rápidos enviados por el Gobierno «no tengan utilidad clínica»

Galicia lamenta que los test rápidos enviados por el Gobierno «no tengan utilidad clínica»

Los expertos del Servicio Gallego de Salud señalan que estas pruebas no permiten distinguir si un positivo se encuentra en fase aguda y hay riesgo de contagio o si ya está curado

Sigue la evolución de la pandemia en España y el mundo al minuto en ABC.es

Galicia recibió el pasado lunes del Ministerio de Sanidad unos 57.760 test rápidos para diagnosticar el coronavirus en pacientes, dentro del reparto que el Gobierno realizó a las distintas Comunidades Autónomas. La intención del Servizo Galego de Saúde (Sergas) era destinar estas pruebas a la totalidad de usuarios y profesionales de las residencias de mayores, así como los sanitarios de hospitales y centros de salud. Pero no va a poder ser. Tras evaluar las características de los test, el comité de gestión de la crisis sanitaria —integrado por especialistas de distintas especialidades de los hospitales públicos gallegos— ha determinado que estos «no tienen una utilidad clínica», ya que se limitan a determinar un positivo pero sin aportar datos relevantes para la gestión clínica de la crisis sanitaria, como es en qué fase se encuentra el virus.

Según ha informado la Xunta a través de un comunicado, el doctor José M. Vázquez Lima ha explicado que «no son útiles desde el punto de vista clínico» porque no permiten distinguir si se trata de una fase aguda de la enfermedad, y por tanto hay riesgo de contagio a terceros, o si ya está curado. «Los test detectan la respuesta inmune» del organismo al virus «y solo hace una medición global de anticuerpos», por lo que un resultado positivo no discriminaría entre alguien que está con la sintomatología más grave o quien hubiera tenido la enfermedad, no reflejara síntomas y llevara varias semanas curado, dado que «los anticuerpos permanecen en el organismo» incluso una vez superado el Covid-19.

En la nota del Ministerio de Sanidad de este lunes donde se anunciaba un primer envío a las CC.AA. de un millón de test rápidos se afirmaba que si el resultado de estas pruebas fuera positivo «se confirma el diagnóstico», pero la opinión del doctor Vázquez Lima es otra. «No me permite distinguir entre la gente contagiada y la que está curada», resume sucintamente, poniendo voz al acuerdo alcanzado por este comité clínico de expertos, en el que también están presentes cargos políticos como el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo o el conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña. Además, los especialistas comprobaron que estos test invalidan los protocolos que el Sergas había desarrollado para su aplicación, principalmente entre el colectivo de sanitarios y los usuarios y profesionales de las residencias de mayores.

Vázquez Lima, presidente en Galicia de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias, añadió que esta carencia en las pruebas diagnósticas del Ministerio «haría necesaria realizar una prueba complementaria de PCR», es decir, la que ya se hace habitualmente en el conjunto de los hospitales gallegos y del resto del Estado. «Pero los PCR son más lentos, llevan más tiempo», apunta, por lo que la rapidez atribuida por el Ministerio a estos test quedaría comprometida.

Demostrada la inutilidad de los test para el fin que pretendía darles el Sergas, ahora se buscan alternativas para reutilizarlos, y se baraja la posibilidad de que se puedan emplear, más adelante, para realizar un estudio epidemiológico entre el conjunto de la población «para obtener información sobre la exposición de la población al virus». Este estudio ya fue avanzado la pasada semana por Núñez Feijóo durante una de sus comparecencias públicas.