España

Feijóo: «Sánchez pudo haberlo pagado sin problema en sus viernes sociales»

Feijóo: «Sánchez pudo haberlo pagado sin problema en sus viernes sociales»

La Xunta de Galicia teme que se dispare el déficit autonómico por los impagos

Alberto Núñez Feijóo cree que los impagos del Gobierno de Sánchez a las comunidades autónomas pueden llevarlas a incumplir su objetivo de déficit, además de castigarlas en la prestación de servicios sociales básicos. Feijóo resalta que el Gobierno «pudo haber pagado sin problemas en sus viernes sociales y haber resuelto el asunto, pero prefirió convertirlos en una campaña electoral, en lugar de financiar unos servicios públicos elementales que prestamos las comunidades, que representamos el 50% del gasto público frente a un 25% del Estado».

Para justificar el impago de las cantidades multimillonarias que adeuda a las comunidades, el Gobierno se ampara en que no ha podido aprobar unos Presupuestos y en que se encuentra en funciones, y esgrime que ha consultado a la Abogacía del Estado y que así se lo ha hecho ver. Sin embargo, el presidente de la Xunta cree que se podría encontrar una vía para solventar unos retrasos en los pagos que están asfixiando a los gobiernos regionales: «El Gobierno está en funciones, pero el Parlamento no está en funciones. Nuestros juristas nos dicen que se podría presentar un proyecto de ley para reponer la financiación de los servicios básicos de las comunidades».

Galicia fue la primera comunidad que puso sobre la mesa el problema de la asfixia financiera que sufren las autonomías por el retraso del Gobierno de Sánchez en los pagos de IVA y entregas a cuenta. El pasado 10 de julio, el Parlamento gallego aprobó una proposición instando a la Xunta a actuar ante el Gobierno. El 21 de julio, el Ejecutivo gallego escribió a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, recordándole que el impago de los 700 millones que adeuda el Estado a Galicia «es una situación sin precedentes». En un encuentro con la ministra, Feijóo reiteró la demanda. La respuesta de Montero fue que si quería cobrar apoyase la investidura de Sánchez.