España

Feijóo muestra su apoyo a PSA tras la ofensiva de Francia de relocalizar

Feijóo muestra su apoyo a PSA tras la ofensiva de Francia de relocalizar

Macron dará 8.000 millones al sector si producen el coche eléctrico en el país

El anuncio del presidente francés, Emmanuel Macron, de un paquete de ayudas de 8.000 millones de euros al sector de la automoción a cambio de que relocalicen la producción con valor añadido en Francia, especialmente en la fabricación de coches eléctricos, ha despertado cierta inquietud en la Xunta de Galicia. Solo un día después, el mandatario autonómico, Alberto Núñez Feijóo, visitó esta mañana la factoría del grupo automovilístico galo en Vigo para mostrar el apoyo que desde la Xunta se ha venido ofreciendo al motor en la Comunidad.

Acompañado por el conselleiro de Economía, Francisco Conde y por el director de la fábrica de Balaídos, Ignacio Bueno, Feijóo recorrió las instalaciones en una visita privada para cumplir con las medidas de seguridad implantadas ante la crisis del coronavirus. Después, la Xunta envió una nota de prensa en la que recalca que tanto la Administración autonómica como la compañía buscan convertir la planta viguesa «en la más competitiva del grupo tras la Covid-19». Fuentes de la Xunta aseguran que la dirección de Balaídos le transmitió a Feijóo «tranquilidad» y que el presidente se mostró «optimista» tras la visita.

En la planta de Vigo la producción de vehículos eléctricos, que ahora Francia quiere relocalizar, es una de las principales estrategias de futuro. En Balaídos se produce ya la versión eléctrica del nuevo modelo, Peugeot 2008. Además, la Xunta ha prometido apoyar a PSA-Vigo con 5 millones de euros para la construcción de las furgonetas k-9 (Citroën Berlingo, Peugeot Rifter y Opel/Vauxhall Combo) en versión eléctrica. La Xunta también ha desembolsado 28 millones de euros para poner en marcha la planta piloto de fábrica inteligente, lo que ha permitido según el Gobierno gallego la consolidación de 480 puestos de trabajo.

Si PSA decidiese dejar de apostar por la fábrica que se encuentra en Vigo el impacto en la economía de la Comunidad gallega sería indudable. La Xunta recuerda que Galicia «cuenta con una de las cadenas de valor de la industria de la automoción más completa de Europa». En 2019, el sector alcanzó una facturación de 9.700 millones de euros. El gobierno gallego ha recordado que la comunidad es un «referente mundial» en los vehículos eléctricos y en el desarrollo del vehículo autónomo, tanto por la actividad de PSA como de la industria auxiliar.

Tercer turno, este lunes

Tras el parón por la crisis del coronavirus, la factoría de PSA en Vigo empezará a recuperar finalmente la normalidad el próximo lunes 1 de junio. Ese día empezará a trabajar el tercer turno. Los primeros trabajadores llegaron a la planta de Balaídos el pasado día 4, tras estar paralizada desde finales de marzo y haber pedido un ERTE para sus 7.400 empleados. Desde el 11 de mayo trabajan solo dos turnos, los de mañana y noche.