España

Extinguido tras 18 días el incendio de La Granja

Extinguido tras 18 días el incendio de La Granja

Ha consumido cerca de 400 hectáreas, la mitad en el Parque Nacional Sierra de Guadarrama

«Extinguido». Es la palabra que llevaban queriendo decir desde que la alarma saltó el domingo 4 de agosto. Y este miércoles, por fin, la han podido pronunciar. Tras 18 activo, aunque controlado desde el día 7, el incendio de La Granja ya se ha dado por extinguido. Poco antes de las 19.00 horas, la intensa labor desarrollada sobre el terreno ha dado sus frutos y los últimos operarios que quedaban sobre se han podido retirar.

Por delante, las tareas de reconstrucción del terreno y reforestación de un terreno de alto valor ecológico en el que el daño causado por las llamas va más allá de las 400 hectáreas convertidas en cenizas. Especial atención en los primeros momentos a intentar evitar la contaminación del agua.

Las llamas desatadas en una calle del casco urbano de La Granja de San Ildefonso poco antes de las 15 horas de ese domingo se propagaron rápidamente ladera arriba por el Parque Natural Sierra Norte de Guadarrama, y al caer la noche ya habían alcanzado y se habían adentrado en el Parque Nacional. Llegaron a entrar, aunque mínimamente, en la Comunidad de Madrid. A salvo, gracias a los esfuerzos del amplio dispositivo desplegado, sí quedó la «joya de la corona», el Pinar de Valsaín.

Aún así, el avance de las llamas se llevó por delante una importante masa forestal. Han ardido cerca de 270 hectáreas de árboles, en su mayoría pinos, algunos de más de 20 metros que vieron cómo el fuego alcanzaba sus copas. La mitad de la superficie total calcinada pertenece al Parque Nacional.

La finca más afectada, con unas 300 hectáreas fundidas del verde al gris, denominada «El Morete» es de propiedad particular y se dedica al aprovechamiento maderero y pastos con producción de carne ecológica. La otra, con unas 90 hectáreas de pinar es «Pedrora», también de propiedad particular y los mismos usos, además de otras zonas menores.

El incendio movilizó un amplio dispositivo de lucha contra incendios tanto por tierra como por aire, con momentos en los que hasta 13 aviones anfibio y helicópteros se sucedían en un carrusel de cargas y descargas de agua. Cerca de 700 personas del dispositivo antiincendios de la Junta de Castilla y León, el Ministerio de Agricultura, la UME, Guardia Civil, Bomberos de Segovia y la Diputación y voluntarios han trabajado en las labores de extinción.